jueves 06 de octubre de 2022
SOCIEDAD día del maestro

Un estudio revela que tres de cada cuatro directores de escuelas públicas son interinos

El dato surge de un trabajo realizado por el Observatorio de Argentinos por la Educación. En los colegios privados, a diferencia de los estatales, casi nueve de cada diez directores son titulares. Además, en las instituciones privadas los directores tienen en promedio más años de antigüedad. En la gestión estatal, la mayoría accede al cargo por concurso o puntaje, pero en las privadas rigen otros mecanismos.

11-09-2022 01:03

El Día del Maestro se celebra todos los 11 de septiembre en homenaje a Domingo Faustino Sarmiento, el padre de la educación pública. Con motivo de esta fecha, un informe del Observatorio de Argentinos por la Educación indaga sobre los principales problemas que obstaculizan la enseñanza y el aprendizaje.   

Los datos revelan, entre otras cosas, una inestabilidad en los directores de las escuelas públicas que puede ser un obstáculo para la mejora educativa. Es que el 75,4% de los docentes que dirigen establecimientos secundarios estatales son interinos o suplentes, mientras que solo el 21,8% son titulares de su cargo. 

Por el contrario, en las escuelas privadas el 87% de los directores son titulares, lo que les asegura mayor estabilidad en el cargo y, por lo tanto, condiciones para liderar la mejora escolar en sus instituciones.

Los números surgen del informe “Directores de escuela secundaria: ¿quiénes son y qué piensan?”, del Observatorio de Argentinos por la Educación, que fue realizado por Viviana Postay (Instituto de Enseñanza Secundaria y Superior de Villa Carlos Paz), Gabriela Catri y Martín Nistal (Observatorio de Argentinos por la Educación). 

A partir de la información proporcionada por los propios directores en las pruebas Aprender 2019, las últimas realizadas en el nivel secundario, el documento describe algunas características de los directores de escuela secundaria.  

Según estos datos, los colegios privados cuentan, en general, con directores con más antigüedad que las escuelas estatales. El 28,9% de los directores de escuela privada tienen más de 10 años en el cargo en esa escuela, mientras que este número desciende al 14% entre los directores de escuelas estatales. En las estatales, el 34,4% de los directores llevan menos de dos años en el cargo; esta cifra desciende al 23,6% en las escuelas privadas.

Para Viviana Postay, coautora del informe, el trabajo “presenta datos que vuelven a poner sobre el tapete la cuestión de la privatización de la educación, con la consecuente construcción de circuitos diferenciados en la educación secundaria”. “Una vez más –señala Postay–, constatamos profundas desigualdades que afectan a la educación de los adolescentes en nuestro país y que interpelan seriamente las políticas públicas”, 

En cuanto a la formación, el estudio revela que la mitad de los directores de escuelas privadas (50,1%) tienen título universitario, mientras que en las escuelas estatales la cifra es 34,7%. 

El acceso al cargo difiere en ambos tipos de gestión. En las escuelas estatales, los directores accedieron a su cargo principalmente por concurso (54,3%), seguido por el puntaje (29,8%). En el sector privado, en cambio, predominan otros procesos de selección (69,9%), y solo el 22% de los directores accedieron a su cargo por concurso.

Verónica Gottau, investigadora asociada del CEPE en la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT), entiende que “los directores del sector privado poseen mayor margen de maniobra en sus decisiones, pueden tomar y despedir docentes, contratar capacitaciones a medida”. Para ella “es entendible, entonces, que este alto nivel de discrecionalidad se vea también reflejado en las designaciones de las personas para los puestos de directores”.  

Por su parte, Mariano Narodowski, profesor de la UTDT y académico asociado de Argentinos por la Educación, destaca que “una vez más quedan expuestas las limitaciones de los directores de escuelas estatales en cuanto a la autonomía del proyecto institucional”.

“En este escenario –se plantea Narodowski– cabe preguntarnos por qué seguir limitando las funciones del director de escuela pública, quien hoy no participa ni mínimamente en la contratación de los docentes de la escuela que dirige, mientras a los directores de escuelas privadas sí se les asegura esa posibilidad, aun cuando los docentes que contraten sean financiados por el Estado”.

 

Quiénes son y qué piensan

Bernardo Blejmar*

El primer paso para abordar una estrategia de desarrollo y mejora de gestión es contar con una consistente fotografía y apreciación diagnóstica del campo de impacto. 

Viviana Postay, Gabriela Catri y Martín Nistal nos proponen un cuadro de situación más que relevante sobre uno de los actores claves de las distintas dimensiones de la gestión escolar, como lo es la dirección y, en lo posible, el liderazgo de la escuela secundaria. 

Los datos muestran algunas de las diagonales del desafío: la “feminización” del rol más que por justa equidad de género por perversas condiciones de remuneración, inestabilidad y rotación de los cargos en la escuela pública, el tipo de preparación para acoplarse activamente a las nuevas agendas socioeducativas que derivan en esos diez problemas rankeados por los mismos directores. 

Señalan, además, la tendencia al progresivo pasaje de las poblaciones de la gestión pública a la privada, menos impactada en la intensidad de los problemas, y el rol del Estado en ese pasaje. 

Si el diagnóstico es un contínuum abierto me quedan algunas preguntas por indagar: ¿Cómo es y cómo debería ser la preparación/ formación para este rol de gobierno? ¿Cómo y con qué criterios son y deberían ser elegidos los futuros directores? ¿Cuáles son y cuáles deberían ser las condiciones umbral para el buen desempeño del rol? ¿Cómo es y cómo debería ser esa gestión colectiva? ¿Cuál es el tiempo deseable en la permanencia de un directivo para la generación de un proyecto educativo sustentable? ¿Qué tipo de sostén, contención y retroalimentación reciben y cuáles deberían recibir por parte de las políticas públicas? Y algunas otras que solo pretenden impulsar la continuidad de este excelente aporte.

 *Especialista en gestión de educación.

En esta Nota