miércoles 28 de septiembre de 2022
ACTUALIDAD Neumonía bilateral

Brote en Tucumán: qué es la legionella y cuál es su tratamiento

El Instituto Malbrán confirmó que las infecciones no se deben a un virus nuevo; por el contrario, son a causa de una bacteria que puede estar presente en los aires acondicionados.

03-09-2022 18:35

El Instituto Malbrán logró confirmar que el brote de neumonía bilateral que suma ya cuatro muertos en Tucumán se debe a la bacteria legionella, por lo que se descartó que se trate de un nuevo virus.

La legionella pneumophila es también conocida como la enfermedad del legionario. De acuerdo con la información del CDC (Centro para el Control de Enfermedades de Estados Unidos) este virus puede causar un tipo grave de neumonía, dependiendo de la cantidad de la bacteria, la persona y la edad, el cuadro puede empeorar y provocar insuficiencia respiratoria y muerte.

Los principales síntomas que se manifiestan son síndrome febril agudo y autolimitado, tos, dolores musculares, dolores de cabeza, náuseas, confusión y diarreas.

Habla la doctora del brote en Tucumán: "No es covid"

Pese a que 4 de 11 de los infectados perdieron la vida, se estima que la taza promedio de mortalidad es de 1 de cada 10 personas que contraen la enfermedad del legionario.

 

Cómo puede tratarse

Como sucede con todas las infecciones, un cuadro provocado por la bacteria de la legionella necesita un tratamiento con antibióticos, a los que los pacientes suelen responder rápidamente.

De igual forma, con frecuencia las personas infectadas necesitan ser atendidas en el hospital. En relación con el brote en Tucumán, seis personas se encuentran hospitalizadas, mientras que un solo paciente presenta un buen estado de salud y permanece aislado en su domicilio.

Sanatorio Luz Medica de Tucumán 20220901
Los brotes tuvieron lugar en el sanatorio Luz Médica de San Miguel de Tucumán.

Cómo se transmite

Pese a que todavía no se identificó la causa que provocó el bloque, se sabe que esta infección se transmite por la inhalación de aerosoles o vapores de agua contaminada por una bacteria que vive en el agua y contaminan las torres de refrigeración del aire acondicionado, sistemas de agua caliente, humidificadores, piscinas de hidromasajes y otros aparatos que contengan agua con circuito de retorno.

Generalmente, las edificaciones como hoteles u hospitales, cruceros, spas y jacuzzis son los lugares más comunes en los que se contraen esta bacteria. No se transmite ni de persona a persona, ni beber agua y ni a consumir alimentos.

RdC / MCP