domingo 03 de julio de 2022
ACTUALIDAD Explicaciones

Paloma Herrera, tras su renuncia al Colon: “El bailarín es pasión, con el empleado público en el ballet no funciona"

Tras dejar la conducción del ballet estable a fines de enero, la ex bailarina habló sobre las presiones e internas que motivaron su salida. "Los bailarines de edad avanzada deben dejen su lugar para los jóvenes", dijo.

16-02-2022 11:21

La impactante renuncia de Paloma Herrera al Ballet Estable del Teatro Colón fue el desencadenante para que salieran a la luz cuestiones relacionadas al manejo del equipo de bailarines y maestros y cruces entre directivos. Por primera vez desde su salida a fines de enero, la ex directora habla acerca de los motivos que llevaron a su renuncia y apuntó a Martín Boschet, director ejecutivo del Teatro. “Me dijo ‘mirá, no sé si vas a querer seguir porque tengo estas condiciones’”, aseguró Herrera.

Uno de esos motivos, según refiere la ex bailarina, era el condicionamiento que imponía el uso del empleo público, asegurando que “la compañía tiene 100 bailarines, pero bailan 50″. De acuerdo con Herrera, Boschet le dijo que no iban a abrirse audiciones ya que previamente se habían seleccionado los bailarines principales y solistas y que debía “usar toda la compañía completa”.

“Es algo totalmente artístico, que se supone que elige la directora artística; es la primera vez que me pasa (…) ¿Cómo que no va a haber audiciones para que la gente de la escuela pueda hacer los refuerzos? Esto es atar con alambres”, reclamó.

Otro punto de conflicto fueron las jubilaciones dentro del rubro, ya que “son empleados públicos, entonces tienen la jubilación a los 65″. Esto fue un punto que la ex directora artística apuntó “desde el primer día que asumí” y pidió una revisación de la ley de jubilación haciendo referencia también a la diferencia de edad en comparación con compañías internacionales.

El Teatro Colón en el ojo de la tormenta

Tengo bailarines hasta los 65 años (cuando) un bailarín en cualquier compañía del mundo está hasta los 40, 45 años, dependiendo de las lesiones”, sostuvo.

De acuerdo con Herrera, los bailarines de edad avanzada “no tienen ganas de venir al teatro” para entrenar ballet, una disciplina que lleva “clases todos los días, que en el Colón no son obligatorias, y ocho horas de ensayo, pero en el Teatro tenemos tres”.

“Yo tuve que poner la cara ante lo bailarines, decirles quienes subían y quiénes bajaban de categoría. No voy a tomar esa responsabilidad, se va a levantar el telón y cómo hago para poner personas que no están a la altura”, aseguró.

Paloma Herrera: “Estoy tratando de apagar los incendios”

La ex conductora del Ballet Estable se lamentó por los nuevos bailarines con “todas las pilas” y dijo que es “fundamental” que los bailarines de edad avanzada “dejen su lugar” para los jóvenes.

Finalmente habló de internas entre los bailarines (“hay gente con ganas de trabajar que quiere hacer la diferencia y hay gente que está cómoda porque saben que no los pueden sacar hasta los 65”) y dejó una reflexión final.

“El bailarín es pasión, con el empleado público en el ballet no funciona, si es empleado público tiene que tener las herramientas para seguir inspirados y no perder esa magia”, finalizó.

NM/FL