jueves 06 de mayo de 2021
ACTUALIDAD Coronavirus
15-04-2020 10:37

Filmus: "Podríamos enviar insumos médicos a las Malvinas si lo necesitaran, es un gesto humanitario"

El secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur asegura que la decisión de contabilizar los contagios en las islas es coherente con el reclamo de soberanía. Los pasos que preparan.

15-04-2020 10:37

El registro de casos positivos de coronavirus que el Gobierno difundió la noche del martes llevaba un doble asterisco junto al color azulado de la cifra de contagios en Tierra del Fuego. En la aclaración, hablaba de los 11 casos que ya se contabilizan en las Islas Malvinas, seis de ellos revelados en esa misma jornada, y que el Gobierno resolvió incorporar como propios desde el fin de semana previo. Según Daniel Filmus, secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, es una decisión natural "en estricto cumplimiento de la normativa, de la Constitución y de las leyes".

El Reino Unido no toma esos casos como propios. Tampoco la Organización Mundial de la Salud los suma a la curva británica, pese a que, al menos algunos de ellos, según se informó desde el archipiélago, son militares de ese origen en la base de Mount Pleasant. En consecuencia, la Argentina los asume como suyos acorde a su reclamo de soberanía sobre las islas y pese al desdén que generó esta decisión en algunos de sus habitantes a través de las redes sociales.

—Desde la islas Malvinas, hubo expresiones vía Twitter en contra de la idea de que se contabilicen los contagios allí como parte de la población fueguina. Concretamente, acusaron al Gobierno de aprovechar la emergencia para hacer política. ¿Esperaba esa reacción?

—No conozco ninguna reacción oficial de Malvinas. La Argentina no hace otra cosa que actuar de acuerdo a su Constitución Nacional y sus leyes. La Organización Mundial de la Salud le pide a la Argentina  la evolución diaria de la propagación del coronavirus en nuestro territorio y, frente a ello, la Constitución Nacional considera que las Malvinas forman parte de nuestro territorio y las leyes argentinas dicen que las Malvinas corresponden a la Provincia de Tierra del Fuego, entonces no tenemos otra alternativa. Puede ser que tengan distinta opinión aquellos que piensan que las Malvinas son británicas pero no hacemos otra cosa más que obrar como todo gobierno que respeta su Constitución y sus leyes.

—¿No hay una intención política detrás de estas decisiones?

—Bueno, desde 1833 es una decisión política de los argentinos reclamar por la soberanía sobre las islas y no es una cuestión de un partido o un gobierno, es una política de Estado. Y la Argentina no puede hacer otra cosa que la que está haciendo. Como hizo también, con anterioridad, un ofrecimiento humanitario a los isleños, a través del embajador británico, la colaboración con respecto a la detección de casos de coronavirus cuando todavía no había positivos en las islas. Nuestra preocupación , insisto, tiene que ver con la creencia de que se debe luchar en forma conjunta contra la pandemia.

—¿Se evalúa alguna otra propuesta a los isleños de esta naturaleza?

— Lo primero fue una iniciativa humanitaria y lo segundo en estricto cumplimiento de la normativa. De hecho, durante estos días hubo pedidos de vuelos humanitarios a los que la Argentina accedió. Toda ayuda o apoyo que requieran los isleños, por supuesto van a encontrar en la Argentina una buena disposición para cumplirla.

Cómo viven los kelpers el 2 de abril: entre el aniversario por la guerra y el coronavirus

—¿Habría posibilidad de enviar insumos médicos, de requerirse, tal como se envía a otras provincias?

—Por supuesto que sí, podríamos enviar insumos médicos a las Malvinas si ellos lo necesitaran. Incluso, sobre el tema de la preocupación inicial por la demora en los testeos, reitero que la Argentina tiene, en la Provincia de Tierra del Fuego, todos los recursos para resolverlo en forma inmediata. La Argentina ha hecho esa propuesta como gesto humanitario y sin colocar ninguna otra cuestión como tema de fondo .

 —El último registro oficial de positivos elevó de cinco a once los casos en las islas, ¿tienen conocimiento si hay más casos sospechosos?

—Nosotros no tenemos posibilidad de registrar los casos más allá de la información que nos llega de la isla y por la ocupación ilegal, no tenemos forma de constatarlo. Pero sí, la última información habla de seis casos nuevos en la última semana y serían todos en la base militar de Mount Pleasant, lo que no signifique que sean todos militares porque también hay civiles.

—Muy cerca de allí se encuentran las bases argentinas en la Antártida, ¿cómo está la situación allí con respecto al Covid-19, hay casos positivos de esta enfermedad?

—Nosotros tomamos las primeras decisiones en enero y fuimos de los primeros países en elaborar un protocolo para la Antártida desde febrero a raíz de la enorme afluencia de turistas. Al cierre de la temporada hubo más de 75 mil turistas y muchos de ellos llegaban a través de estos cruceros de la China que después vimos que tuvieron contaminación por coronavirus. Una comisión de Defensa, Salud y la Cancillería trabajaron para enviar a las 13 bases argentina un protocolo muy estricto que incluso determinaba el cierre del intercambio con las bases de otros países. También la preocupación tenía que ver entonces con las bases chinas. Y eso hizo que, en el repliegue, el 2 de marzo, Argentina no tuviera contabilizado ningún caso.

—¿Están en condiciones de afrontar un brote en la Antártida?

—Actuamos tan temprano porque es muy difícil un repliegue de quienes habitan las bases si ocurre allí. Primero porque el nivel de contaminación puede ser muy alto, en lugares cerrados y de mucha interacción. Y segundo porque las condiciones climáticas no permiten que los aviones aterricen en otro lugar que la Base Marambio.  

—En la gestión anterior habían promocionado un newsletter sobre la Causa Malvinas con el objetivo de plantear el debate en la opinión pública internacional e impulsar la creación de comisiones de amistad y solidaridad, ¿cómo será la nueva versión que están preparando?

— La Argentina llegó a tener más de 40 comisiones de apoyo a la Causa Malvinas aunque en los últimos años, no se les dio mucha atención y muchas de ellas se cayeron. La idea es recuperar esos grupos a lo largo del mundo. En la primer edición saludamos, y nos mandan fotos, de la primera comisión que se reabrió en Etiopía, con académicos y juristas, con la idea de impulsar esta mirada pro diálogo, tal como demandan las Naciones Unidas. Argentina sigue teniendo el aval internacional y el Reino Unido ha sufrido un revés muy importante cuando votaron en su contra respecto a la soberanía sobre la isla Mauricio.  El único país europeo que lo acompañó fue Hungría por lo que entendemos que hay un clima internacional favorable a terminar con el colonialismo.

Sin actos oficiales, Alberto Fernández ratificó el reclamo por Malvinas por Twitter

—¿Se habían anunciado, en el discurso de apertura de sesiones ordinarias, tres iniciativas vinculadas al tema Malvinas: el nuevo mapa, acorde el redimensionamiento de la plataforma continental; la creación del Consejo Presidencial multidisciplinario y más sanciones a la pesca ilegal en aguas argentinas. ¿Siguen su curso pese a la situación que vive el país y el mundo?  

—Las tres iniciativas ya están listas y a la espera de cómo será la nueva mecánica de funcionamiento del Congreso para ser presentadas.

—No hay embajador en Londres desde el regreso del anterior embajador de carrera nombrado por la gestión Macri. ¿Qué características debe tener quien asuma para representar al país en esta etapa?

—Estamos convencidos que el cuerpo diplomático argentino tiene muy claro cuál es la posición del gobierno y quien se encuentre allí sabrá actuar al tiempo que buscará profundizar las relaciones con el Reino Unido. Porque nosotros, a la par que no bajamos la bandera del reclamo, tenemos un conjunto de otros aspectos que tienen que ver con la economía, la ciencia y tecnología, la cultura, que el embajador deberá considerar también. No hay gobierno en Argentina que no reclame la soberanía porque está en la Constitución. La diferencia que se puede ver tiene que ver con la intensidad. No fue un tema prioritario en el gobierno previo pero sin duda lo es, y una de los más importantes en materia de política exterior, para el gobierno de Alberto Fernández.  

En esta Nota