martes 05 de julio de 2022
ACTUALIDAD MEDIANTE UNA APP CHINA

Denuncian una nueva e inédita estafa piramidal

WangFuJing Taxrefund es una plataforma que habría estafado a más de 500.000 personas en el país por una suma millonaria. Los detalles de cómo funciona y qué prometen. La Procelac ya tiene la primera denuncia penal.

22-05-2022 00:43

Las modalidades, formas y variedades de estafas mediante esquema Ponzi parecen no tener fronteras ni límites. Después de los resonantes casos Generación Zoe y Adhemar Capital, y más atrás en el tiempo OneCoin, ahora aparece uno nuevo mediante una aplicación de origen chino: Wan Fujing (WFJ).

WFJ se presenta como “una plataforma que ofrece soluciones para ganar dinero”. En un folleto promocional que distribuyen para captar inversores, aseguran “únete a WFJ Taxrefund y comienza a mejorar tus ingresos con la devolución de impuestos”.

La sospecha es que, en realidad, se trata de una nueva estafa piramidal, que solo en Argentina habría engañado a más de 500.000 personas por una suma millonaria en pesos y dólares.

En Córdoba se estima que hay cientos de damnificados. Al igual que los casos anteriores, la desconfianza y dudas comenzaron a desplegarse cuando esas promesas de retornos y ganancias no se vieron impactadas en las cuentas.

Generación Zoe: reapareció Cositorto y se definió como "parte de los damnificados"

La denuncia. Quienes aseguran ser víctimas de esta firma, contactaron un importante estudio de abogados en Capital Federal para avanzar y formalizar una denuncia penal. La presentación se hizo esta semana ante la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac).

Mariano López es el abogado patrocinante de los damnificados y en diálogo con PERFIL CÓRDOBA aseguró que piden que se investigue “lo que consideramos una estafa piramidal de la plataforma china WFJ Taxrefund por los delitos de intermediación financiera, lavado de dinero y evasión tributaria”.

“Las maniobras llegaron a todo el país e incluso al exterior —asegura López— . Tenemos la presunción de que en Argentina hay más de 500.000 víctimas y el piso de la estafa arrancaría en los 100 millones de pesos. Esta plataforma ofrecía ganancias siderales de hasta un 60%. Tenemos elementos para acreditar que esto se trata de un fraude a escala mundial”.

En la denuncia formulada en la Procelac, a la que este medio tuvo acceso, se expresa: “WFJ Taxrefund no es más que un sistema piramidal que se nutre del ingreso de nuevos participantes para pagar los rendimientos a sus usuarios con mayor antigüedad. El funcionamiento de la plataforma cumple con todas las características de un esquema de estafa piramidal, ya que los usuarios deben comprar membresías, para poder adquirir los productos, y luego recomendar la plataforma con la promesa de obtener beneficios, lo cual funciona como incentivo para que sigan entrando nuevos participantes y así evitar que se derrumbe la pirámide. En otras palabras, mediante la adquisición de membresías, WFJ Taxrefund le pagaba a los usuarios más antiguos en concepto de ganancias por devolución de impuestos. A principios de mayo, cuando se toma conocimiento público de que la plataforma no era más que una estafa piramidal, dejaron de ingresar nuevos participantes y, por lo tanto, los usuarios dejaron de recibir el dinero”.

En concreto, la acusación penal se dirige contra WFJ Tecnología SRL, IZ Constructora SA y Gonzalo Ariel Figueroa, quien figura como el titular de las cuentas bancarias a las que los usuarios debían depositar el porcentaje de sus ganancias.

Vayo Group: sospechas de estafa piramidal y el pedido de intervención de la IGJ

¿Qué es y cómo funciona? En la recopilación de datos que hicieron los denunciantes, que consta en la presentación ante la Procelac, describen de manera pormenorizada la conformación del supuesto conglomerado de empresas, su funcionamiento, nombres y maniobras: “WFJ Tecnología SRL, IZ Constructora SA y WangFuJing Taxrefund ( WFJ ) son tres empresas vinculadas a una plataforma virtual. La última dice ser de carácter internacional libre de impuestos, con sede en China, dedicada principalmente al comercio minorista de mercancías en general y promete a sus usuarios acceder al beneficio de devolución de impuestos de cada compra de producto que hagan. Aseguran que su valor de mercado equivaldría aproximadamente a más de 900.000 millones de pesos y es la octava empresa en China con una licencia libre de impuestos”.

Sostienen que, mediante este mecanismo, generaron ingresos para más de 100.000 argentinos y que eso les ayudó a superar las dificultades durante la pandemia. Afirman haber generado beneficios a 4,2 millones de usuarios en 24 países de todo el mundo. Zhang Zhonghua es quien se menciona como presidente de WFJ Taxrefund.

La firma manifiesta operar y administrar más de 40 tiendas, que se ocupan de productos como prendas de vestir, alimentos, calzado, sombreros, cosméticos, productos de ropa de cama y mercancías en general, entre otros. También aseguran dedicarse al negocio de inmuebles.

A través de su perfil en redes sociales ofrece a la comunidad bonos, obsequios, créditos y otros “beneficios impositivos” a cambio de que ingresen a la plataforma con la finalidad de “ganar dinero superfácil y rápido”.

22_04_2022_Cedoc_Perfil_WFJ_Cordoba


Se le promete a los futuros usuarios ganar desde $ 100 hasta $ 28.000 por día “por dedicar menos de 5 minutos al día”. Para eso ofrecen comprar un producto libre de impuestos que varían de categoría según su precio (Vip 1, Vip 2 y Vip 3). Para que los usuarios puedan acceder a estos productos (van desde chocolates y vinos hasta computadoras y carteras de lujo), deben pagar una membresía. Entonces, WFJ se encarga de revender el producto agregando los impuestos que correspondan y luego se le devolvería la inversión a sus usuarios más el porcentaje de impuestos. De tal forma generarían un círculo beneficioso que haría que tanto WFJ como sus usuarios obtengan ganancias.

Se ofrecen tres maneras de ganar dinero: con una inversión con la compra y liquidación de productos; recomendando WFJ a amigos con beneficios del 20% o el 10% de comisión, y siendo socio comercial con un sueldo semanal que varía según el tamaño del equipo.

Después se les indica a los usuarios que deben realizar una transferencia bancaria en moneda fiduciaria o una transferencia en criptomoneda. En este caso, la denuncia acredita que se hicieron diversas transferencias a cuentas de Mercado Pago, Banco Santander, Banco Nación (BNA+), Burbank, Ualá, Binance y Lemon Cash , a distintas CVU y CBU.

Para retirar las ganancias, WFJ da la opción de hacerlo en pesos argentinos o en USDT (criptomoneda de moneda estable) y la plataforma cobra una comisión por cada retiro que se efectúe.

Los problemas surgieron los primeros días del mes de mayo, cuando los usuarios notaron que si bien en la plataforma figuraba que algunas ganancias habían sido retiradas exitosamente, estas no se veían reflejadas en sus cuentas bancarias o billeteras virtuales. Ante esta situación comenzaron los reclamos y las dudas de los clientes.

Desde la empresa emitieron un comunicado que decía: “Para todos los miembros que no han recibido el retiro, su dinero Wangfujing ya ha sido ingresado en su cuenta. Se recomienda realizar un retiro mañana o el próximo lunes. Llegará a tiempo y no habrá problemas. Lo prometo. WangFuJing Finance también tiene que lidiar con los asuntos fiscales de la Afip durante el fin de semana. Los retiros serán normales el próximo lunes y todo volverá a la normalidad”.

El abogado López dice de manera contundente que los procesos de registración en la plataforma se hacían solo con número de teléfono: “No debían realizar un proceso de verificación formal del usuario —onboarding—, como tampoco presentaban documentación de origen de fondos”.

“Era evidente que jamás pagarían ganancia alguna. Primero, porque los productos no existían, ya que solo aparecían de manera virtual, y segundo, porque los beneficios que presuntamente darían eran demasiado generosos”, concluye el letrado.

La Procelac le dio curso a la denuncia y remitió el expediente al Juzgado Criminal y Correccional Nº 52 de la Capital Federal. Ahora la Justicia tendrá que establecer si efectivamente esta plataforma incurrió en algún delito, además de identificar a los verdaderos responsables de las firmas denunciadas y descubrir si se trata de una nueva estafa piramidal.

En esta Nota