lunes 08 de agosto de 2022
ACTUALIDAD Trampa del destino

Dolor infinito en Córdoba: murió el nene que se había ahogado con el palito de un chupetín

El pequeño había sido internado en grave estado en el Hospital Privado de la capital mediterránea, donde este viernes se informó que no habían podido salvarlo. Un accidente en la escuela tan terrible como absurdo.

02-07-2022 00:04

El nene de 10 años que se había ahogado con el palito de un chupetín mientras corría en el patio de su escuela y había sido internado en grave estado, murió este viernes en el Hospital Privado de Córdoba, cerrando un episodio desgarrador. Bautista había conseguido ser reanimado del paro cardíaco que sufrió en el momento del accidente, aunque se había destacado que su estado era gravísimo, y los médicos no consiguieron evitar ese desenlace dramático.

En primera instancia Bautista fue internado en el Hospital Ferreyra, de allí se lo derivó al Hospital Privado, donde estuvo en terapia intensiva. El episodio que terminaría costándole la vida ocurrió en el Colegio Villa Eucarística, donde nadie imaginaba que un día más de juegos en el patio podían terminar en un drama semejante.

El jefe de la unidad de cuidados intensivos pediátricos del Hospital Privado de Córdoba, Juan Díaz, había dicho este jueves que las próximas horas serían cruciales en la evolución del cuadro, y que la gravedad de la situación no permitía pronósticos, limitándose a señalar que "la situación era crítica".

La Plata: una estudiante de Chubut se equivocó de colectivo, intentó bajar y murió

El accidente ocurrió en la mañana del miércoles, durante el recreo en la escuela Villa Eucarística. Según el relato de las autoridades, en un momento Bautista se tropezó mientras corría, cayó al piso, y se atragantó con el chupetín que estaba comiendo.

Sufrió un paro cardiorrespiratorio

Según indicaron desde el hospital cordobés, el pequeño sufrió un paro cardiorrespiratorio. Tras el accidente, el menor recibió maniobras de reanimación en el colegio y fue trasladado de urgencia al Hospital Ferreyra, pero ante la complejidad del caso, debió ser derivado rápidamente al Hospital Privado, donde le realizaron una laringoscopía para extraerle la golosina.

Un alumno cayó de un segundo piso al patio en un colegio de Flores

El director del sanatorio privado, José Revigliano, había señalado a Canal 10 de Córdoba: "Iba corriendo en el recreo con el chupetín en la boca. Inmediatamente, realizaron tareas de reanimación y lo trasladaron al Hospital Raúl Ferreyra. En la guardia el nene tiene un paro cardiorrespiratorio y le logran sacar el chupetín. Desde allí lo derivaron al Hospital Privado".

También detalló que el menor está con cuidados intensivos y asistencia respiratoria mecánica en la Unidad de Terapia Intensiva Pediátrica y aclaró que su evolución es monitoreada "minuto a minuto". "Fue una situación desesperante y angustiosa. Tenemos que ir paso a paso, viendo la evolución. Estamos haciendo todo lo que tenemos en nuestras manos para salvarlo", agregó el director. Ahora, con el drama consumado, todo es tristeza ante una muerte tan dolorosa como inexplicable. Una trampa del destino.

 

HB