viernes 12 de agosto de 2022
ACTUALIDAD CRIMEN EN BARRACAS

Duro relato del tío de Lucas González: "Los pararon sin chapa, sin credenciales y los encañonaron"

El hombre se manifestó "cansado de que los malos policías en Argentina hagan lo que quieran". Denunció que a su sobrino "lo tenían tirado en una camilla con cuatro personas comiendo al lado" en el Hospital Penna.

18-11-2021 20:00

El tío de Lucas González, el joven futbolista de 17 años que murió después de ser baleado por la Policía en el barrio porteño de Barracas, dijo que Lucas y sus amigos fueron detenidos por los efectivos "sin chapa, sin credenciales y los encañonaron". Además, lamentó la atención que el joven recibió tras los disparos: "Si la Ciudad hubiese actuado como tenía que actuar y no lo hubiese llevado a ese Hospital Penna que lo tenían tirado en una camilla con cuatro personas comiendo al lado por ahí Lucas hoy estaría peleando un poco más".

"Por cuatro faloperos de mierda. Los pararon sin chapa, sin credenciales y los encañonaron. Si me paraban de esa manera los pisaba porque hoy te matan por robarte el auto. Los chicos pensaban que eran delincuentes", relató Emanuel, tío de Lucas González. "No sé quién puede creer la historia que hicieron estas personas. Le tendría que dar vergüenza al juzgado si investiga esto de manera como quieren caratular esto de intento de robo de los chicos. Vamos a pedir justicia por Lucas y que vayan preso de por vida".

El dramático caso del joven Lucas, baleado por la Policía: "Esto fue gatillo fácil"

El tío de Lucas dijo que la familia aún está "esperando que venga un juez o fiscal porque acá no vino nadie. Acá el único que dio una mano fue el Club Barracas Central". Consultado sobre si el gobierno porteño se comunicó con ellos, respondió: "Acá no vino nadie. El único que nos dio una mano para trasladarlo a Lucas fue la Municipalidad de Florencio Varela que nos trajo al Hospital Néstor Kirchner. Le agradecemos porque hicieron todo lo posible".

"Si la Ciudad hubiese actuado como tenía que actuar y no lo hubiese llevado a ese Hospital Penna, que lo tenían tirado en una camilla con cuatro personas comiendo al lado, por ahí Lucas hoy estaría peleando un poco más", lamentó.

"Lucas jugó en Racing Club, Defensa y Justicia, en Barracas Central. Hay gente del barrio. Lucas no era un pibe de esquina, a las diez de la noche se iba a dormir porque al otro día se levantaba a las seis de la mañana para entrenar. Era un excelente pibe", relató su tío. Y adelantó: "Esto no va a quedar así, estamos cansados que los malos policías en Argentina hagan lo que quieran. No estamos en contra de la policía, sino los malos policías".

Murió Lucas González, el joven futbolista de Barracas Central baleado por la Policía

"Hay delincuentes en todos lados y adentro de la policía también hay delincuentes. Tienen que pagar lo que hicieron con Lucas", reclamó. "¿Qué persona en Argentina que vaya contra un policía duerme tranquilo? ¿Vos te pensás que yo voy a dormir tranquilo con todo lo que hablé de ayer a hoy? Sé que en cualquier momento salgo a la calle y soy otro delincuente más o narcotraficante o chorro". "Acá al que va contra la policía siempre le pasa algo", cerró.

Lucas murió este jueves por la tarde en el hospital El Cruce, de Florencio Varela, adonde había sido trasladado en gravísimo. El deceso del joven fue confirmado por su tío en momentos en que se llevaba a cabo una manifestación en Barracas en reclamo de justicia. Jugaba en las divisiones inferiores de Barracas Central y al momento de ser baleado iba con tres jóvenes que resultaron detenidos aunque fueron liberados poco después. 

El caso

El episodio ocurrió el miércoles cuando los cuatro jóvenes salían de un entrenamiento y fueron interceptados por un vehículo sin identificación, en el cual iban policías de la Ciudad de Buenos Aires de civil, tras lo cual se produjo una persecución con disparos. Tres balazos alcanzaron al auto y Lucas recibió un tiro en la cabeza, por lo que fue llevado al Hospital Penna, desde donde luego se lo trasladó al nosocomio de alta complejidad El Cruce, de Florencio Varela. "Los chicos quedaron con un trauma psicológico" y "destruidos", relató Emanuel.