lunes 27 de septiembre de 2021
ACTUALIDAD Rebrote de la pandemia
05-11-2020 19:05
05-11-2020 19:05

El gobierno de Boris Johnson exteinde el "ATP" del Reino Unido hasta marzo de 2021

El programa mantendrá el monto del 80% en el pago de los salarios. Iba a finalizar el 2 de diciembre, pero ante el recrudecimiento del COVID-19 el ministro de Economía Rishi Sunak confirmó la prórroga.

05-11-2020 19:05

El gobierno de Boris Johnson anunció este jueves 5 de octubre que prorrogará hasta el final de marzo de 2021 su programa de protección del empleo (ERTE) en el Reino Unido, por el que el Estado se hace cargo del pago del 80% del salario de los trabajadores afectados por las restricciones para contener la pandemia de Covid-19. El programa iba a finalizar el próximo 2 de diciembre, pero el ministro de Economía del Reino Unido, Rishi Sunak, se encargó este jueves de confirmar que seguirá hasta marzo, a causa del rebrote de la pandemia que ha obligado a un nuevo confinamiento nacional.

A principios del pasado mes de octubre, el mismo Sunak había anunciado la prórroga del programa de suspensión del empleo durante seis meses adicionales, pero exclusivamente para los trabajadores de empresas afectadas por restricciones y con una rebaja del importe salarial asumido por el Estado desde el 80% al 67%, mientras que el anuncio de este jueves 5 de octubre mantuvo el mismo porcentaje y alcance del programa inicial, lanzado en la primavera de 2020.

Así, hasta finales de marzo el gobierno pagará el 80% del sueldo -hasta 2.500 libras mensuales- correspondiente a las horas no trabajadas de los empleados que no sean despedidos.

"Siempre he dicho que haría todo lo posible para proteger los empleos y los medios de vida en todo el Reino Unido, y eso ha significado adaptar nuestro apoyo a medida que la ruta del virus ha cambiado", señaló Sunak, reconociendo que el impacto económico para las empresas va más allá de la duración de cualquier restricción.



Asimismo, la extensión del programa contempla incrementar la subvención para trabajadores autónomos hasta el 80% desde el 55% de los ingresos medios entre noviembre y enero, hasta un máximo de 7.500 libras (8.300 euros).

"Prolongar la suspensión y aumentar nuestro apoyo a los autónomos protegerá millones de puestos de trabajo y brindará a las personas y empresas la certeza que necesitan para superar un invierno difícil", añadió Sunak.

El anuncio del ministro de Economía coincide con la decisión del Banco de Inglaterra de aumentar su apoyo a la economía del Reino Unido mediante la inyección de otros 150.000 millones de libras esterlinas (166.317 millones de euros), lo que eleva el volumen de su programa de compra de activos hasta los 875.000 millones de libras (970.185 millones de euros).

El instituto emisor británico prevé que el PIB de Reino Unido caerá alrededor de un 2% en el último trimestre de 2020 como consecuencia del impacto de las nuevas restricciones introducidas para contener la segunda oleada de contagios de coronavirus. De este modo, el Banco de Inglaterra prevé que el PIB de Reino Unido retrocederá este año un 11%, para recuperarse en 2020 un 7,2% y un 6,2% en 2022.

Mientras tanto, miles de comercios no esenciales debieron volver a cerrar sus puertas este jueves, como parte del segundo confinamiento nacional contra el coronavirus. En el primero de 28 días de cierre nacional, el primer ministro Boris Johnson compareció ante las cámaras con un mensaje tranquilizador.

"Quiero asegurarles que esto no es una repetición de la primavera" y "estas medidas, aunque son duras, están limitadas en el tiempo", afirmó Johnson, que padeció coronavirus en abril pasado. 

Los datos científicos "sugieren que cuatro semanas son suficientes para que tengan un impacto real", agregó. E insistió en que "estas reglas expirarán y el 2 de diciembre planeamos volver a un enfoque gradual" por zonas. Para proteger los empleos durante "un invierno que será difícil", el ministro de Finanzas, Rishi Sunak, prolongó cinco meses las ayudas públicas a empresas y autónomos.

Hasta el 2 de diciembre, los 56 millones de habitantes de Inglaterra solo pueden salir de casa para comprar comida, acudir al médico, hacer ejercicio o ir a trabajar si les es imposible hacerlo a distancia. Cerraron todos los comercios no esenciales y los locales de ocio pero, a diferencia del primer confinamiento, guarderías, escuelas y universidades permanecieron abiertas.

País más castigado de Europa por la pandemia, el Reino Unido contabiliza casi 48.000 muertos: el miércoles se registraron 492, el mayor balance número diario de víctimas fatales desde el 12 de mayo.

Tras haberse resistido durante semanas a imponer un segundo confinamiento, Johnson acabó anunciado repentinamente el sábado que seguía los pasos de vecinos como Francia e Irlanda con la esperanza de poder permitir a las familias reunirse en Navidades.

Pero, pese a las palabras tranquilizadoras del primer ministro, más de un miembro de su gobierno ha dejado claro que no se puede descartar una extensión del confinamiento. "No podemos excluir nada en esta crisis", dijo a Sky News el jueves el ministro de Justicia, Robert Buckland.

 

 

DPA/AFP/HB