lunes 26 de septiembre de 2022
ACTUALIDAD CURIOSIDAD

Islas Diómedes: la frontera entre Rusia y Estados Unidos en donde se puede viajar en el tiempo

Estas islas hermanas no tienen nada en común. Mientras que una es de Rusia, la otra es de Estados Unidos, se llevan entre ellas 21 horas y están solo separadas por casi 4 kilómetros de distancia.

01-02-2022 08:05

En el Estrecho de Bering hay dos pequeñas islas rocosas conocidas como islas Diómedes, las cuales presentan una particularidad que las hace diferentes, además de que una es rusa y la otra norteamericana: hay una diferencia de un día entre ellas, por lo que el hoy y el mañana convergen en medio de la niebla.

Estas islas Diómedes se ubican entre Alaska y la península de Chukokta. Mientras la más occidental y grande pertenece a Rusia, la más oriental y pequeña corresponde a Estados Unidos, la cual está habitada por una comunidad esquimal de 80 personas. La diferencia es que en una puede ser hoy y en la otra puede ser mañana porque que estas islas dividen la línea internacional del cambio de fecha, explicó la Doctora en Físicas y responsable de Meteorología, Mar Gómez, en su cuenta oficial de Twitter.

Islas Diómedes
Mientras la más occidental y grande pertenece a Rusia, la más oriental y pequeña corresponde a Estados Unidos. Crédito: NASA earth observatory.

El origen de las islas Diómedes

El motivo detrás de esta amplia diferencia horaria se remonta a 1884, cuando una convención de geógrafos estableció los usos horarios de todo el mundo. Allí se acordó que el meridiano de Greenwich sea el meridiano 0°; además, se estableció el meridiano 180° como la Línea Internacional de Cambio de Fecha.

Entonces, la línea internacional de cambio de fecha pasa entre ambas islas Diómedes, por lo que hay un día de diferencia horaria entre ambas islas, aproximadamente 21 horas en los meses de invierno; a pesar de que la hora solar sea la misma.

El nombre correcto es "Big an Little Diomede", y estas se hallan a unos 3,8 kilómetros de distancia. En los meses de invierno el agua del mar se congela y se puede caminar de una isla a otra y hacer varias actividades y recorridos en esquís o motos de nieve, aunque esto sea técnicamente ilegal por la ausencia de aduanas entre una isla y la otra.

Islas Diómedes
Estas se hallan a unos 3,8 kilómetros de distancia. En invierno la diferencia horaria es de 21 horas. Crédito: Dave Cohoe.

Hacer ese tipo de recorrido era habitual hasta después de la Segunda Guerra Mundial y el levantamiento del telón de acero, cuando ambas islas estaban pobladas por esquimales iñupiat. Pero en 1948, los rusos trasladaron a los habitantes a Siberia, para que no tomaran las costumbres de Occidente, por lo que solo dejaron una estación naval con satélites de observación.

Durante la Guerra Fría,  la frontera marítima entre las islas constituyó una frontera entre los Estados Unidos y la Unión Soviética, y esto se conoció como "la cortina de hielo".

El nombre de las islas Diómedes

Ambas islas fueros avistadas por el navegante danés Vitus Jonassen Bering en 1728, justo el día en el que la Iglesia Ortodoxa Rusa celebra la memoria del mártir St. Dioméde, por lo que en su honor se le colocó ese nombre a las islas.  En 1867, el tratado de compra de Alaska por Washington estableció que una fuera rusa y la otra norteamericana.

Calentamiento global

A causa del calentamiento global, las aguas se congelan cada vez más tarde y el deshielo llega antes, y la capa de permafrost se está descomponiendo, lo cual ha inutilizado la mayor parte del año la pista de aterrizaje para las avionetas procedentes de Nome o Wales.

La única comunicación es mediante un helicóptero, y una barcaza que periódicamente lleva suministros, los cuales son cada vez más caros y un bote de detergente puede llegar a costar 45 euros.

MM/FL

En esta Nota