9th de March de 2021
ACTUALIDAD Vínculos bilaterales
18-12-2020 04:02

Litio, cítricos y un puente Massa-Pelosi para acercarse al EEUU de Biden

El embajador en Washington, Jorge Argüello, enumeró, en una sesión del Rotary Club, algunas de las líneas que explora para allanar el terreno de cara a la próxima gestión demócrata.

18-12-2020 04:02

Litio, energía y cítricos. También el retorno de la diplomacia legislativa a través de un acercamiento entre Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes, y su par argentino, Sergio Massa, con los que ya coordina el relanzamiento de los grupos de amistad. El embajador argentino en Washingnton, Jorge Argüello, participó de una sesión virtual del Rotary Club y anticipó por qué carriles podrían discurrir los intereses de Estados Unidos en los tiempos por venir de Joe Biden.

"La relación que tenemos con Estados Unidos es buena. Es una buena relación que puede ser trabajada y mejorada pero es buena. Yo me jacto de haber tenido un nivel de acceso a todos los niveles de la administración (Trump), sin dificultades", detalló. Y remarcó que el cierre del capítulo de la deuda es una prioridad tanto de su agenda como de la del gobierno argentino, no solamente en Washington. De su resolución depende abrir nuevos horizontes para la economía pero también expandir las posibilidades de la agenda bilateral con Estados Unidos y "desmalezar" el camino para la reanudación del crecimiento.

"La relación con EE.UU. es buena. Puede ser trabajada y mejorada pero es buena. Yo me jacto de haber tenido un nivel de acceso a todos los niveles de la administración (Trump), sin dificultades"

Argüello adelantó que trabaja en una agenda bilateral con el equipo de Biden para los primeros meses de 2021 aunque evitó dar más precisiones. Puntualizó que aguardan, con expectativas, por el mensaje inaugural del 20 de enero. Y si bien reconoció que hay un interés en que el presidente Alberto Fernández viaje a Washington o Biden a la Argentina, por ahora dijo no tener novedades.

"Habrá que hablar claro. Vamos a seguir teniendo diferencias de intereses. Pero está la vocación de encontrar puntos de solución y una mirada más cercana, un abordaje más similar sobre la problemática que ofrece la agenda internacional", detalló.

Argüello comentó que ya entró en contactos con la oficina de la congresista Pelosi, cabeza de la Cámara de Representantes que continuará al frente del cuerpo. Su meta es restablecer un puente con el legislativo argentino, para lo cual también está en conversaciones con Massa, con miras a preparar los grupos de amistad binacionales y relanzar el vínculo entre los dos poderes, en paralelo a la relación que puedan tejer los jefes de Estado y los Ejecutivos.

jorge arguello rotary 20201612

Biden asumirá en el pico de Covid y la más grande recesión de la posguerra

"Siempre creí en la diplomacia parlamentaria", explicó el embajador. Agregó que, a lo largo de 2020, se reunió con congresistas de los dos partidos y nombró al caucus Argentina, el espacio que congrega a legisladores de ambas fuerzas en el Capitolio, como uno fundamental y una herramienta que debe estar perfeccionada y aceitada para ser usada cuando se requiera. "Muchas veces el diálogo se traba a nivel de las administraciones de los países y puede destrabarse a partir de gestiones formales o informales de los Congresos", manifestó Argüello.

En materia de horizontes económicos, el embajador recordó que Estados Unidos es el principal inversor en el país y uno de los más antiguos también con un siglo de participación en una multiplicidad de sectores, desde los bienes raíces a la agroindustria, pasando por bienes de consumo y el campo de la salud. Anticipó que el mayor potencial que percibe en el Norte se relaciona con la minería y la energía. No solo Vaca Muerta y las energías renovables pero también las reservas de litio, del cual el país tiene la tercera en relevancia y la expectativa de sextuplicar sus exportaciones en los próximos tiempos.

"Muchas veces el diálogo se traba a nivel de las administraciones de los países y puede destrabarse a partir de gestiones formales o informales de los Congresos",

Argüello definió el litio como "un silbador, un llamador". "Litio es negocio, litio es ganancia, litio es futuro. Así se lo lee en el mundo de los negocios, sobre todo en el mundo de las empresas que se dedican a la exportación del litio", aseveró. Y remarcó la necesidad de sumarle valor agregado desde el mismo lugar desde el cual se extrae, en el norte argentino, en Catamarca, Jujuy y Salta, e incorporarlo a las ventas externas argentinas.

 "Tenemos que diversificar la oferta exportable porque de la mano de la diversidad de lo que vendemos y producimos generamos más trabajo y tenemos más seguridad que, si cae el precio internacional de tal o cual producto, no se nos cae toda la economía. Si no, estamos condenados a depender de las buenas cosechas", advirtió Argüello. Y expuso la imperiosa necesidad de "reglas claras y previsibles de juego" para atraer inversiones.

Sobre los puntos de conflicto en materia comercial, el representante argentino marcó que mantuvo estrechos contactos con Wilbur Ross, secretario de Comercio de Donald Trump, con el que dispuso la formación de un equipo mixto para procurar destrabar el ingreso del biodiesel, gravado con aranceles desde 2018. También mencionó la reciente investigación por salvaguardas contra los arándanos de Argentina como una amenaza por su impacto sensible sobre las economías regionales.

"Litio es negocio, litio es ganancia, litio es futuro. Así se lo lee en el mundo de los negocios, sobre todo en el mundo de las empresas que se dedican a la exportación del litio"

Vinculado a este tema, habló sobre sus gestiones, en su primer turno como embajador en aquella ciudad, con Cristina Fernández de Kirchner como presidenta, para preparar el terreno para el acceso de los limones. Se destrabaron finalmente con el ascenso del gobierno de Juntos por el Cambio por razones políticas, argumentó. Y reveló que está trabajando junto al gobernador entrerriano Gustavo Bordet para habilitar el acceso de sus cítricos dulces, mandarinas y naranjas, como lo hace Uruguay, en la misma zona geográfica. Se lo plantearon al Departamento de Comercio y al de Agricultura y el pedido se encaminó hasta que Estados Unidos sugirió que quería, a cambio, llegar a la Argentina con sus propias peras y manzanas.

Por último, resaltó que se siente optimista respecto al éxito de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional.