sábado 28 de mayo de 2022
ACTUALIDAD Escocia
15-03-2022 09:58

La última residente de un “pueblo fantasma” infestado por ratas: “No me voy a ir”

Kerry Mackintosh forjó su hogar en Deans South en West Lothian, Escocia, hace 20 años y por sus hijos está decidida a quedarse. Su casa es la única habitada por humanos, ya que su vecindario se completa exclusivamente con roedores: “hay cuatro ratas que están en la casa todo el tiempo”.

15-03-2022 09:58

Kerry Mackintosh, de 50 años, se mudó a su casa en la finca Deans South en West Lothian, Escocia, hace 20 años. En 2003 se descubrió que las viviendas estaban hechas con material inapropiado, pero su familia decidió quedarse: “Mis hijos me dijeron 'quiero que pelees mamá' y eso se me quedó grabado en la cabeza durante años".

Una investigación descubrió que las 240 propiedades del lugar estaban construidas con concreto aireado, Siporex, considerado inadecuado para cargas pesadas y recién en 2020, la empresa constructora Springfield compró el terreno y la mayoría de los residentes se mudaron.

Kerry, quedó como única habitante del pueblo que se convirtió en una zona fantasma y las ratas avanzaron cada vez más a poblar los hogares abandonados. "Esto es todo lo que mis hijos han conocido. Esta es su casa", dijo la mujer al medio británico The Sun.

Pueblo fantasma en Deans South en West Lothian, Escocia

"Esto es lo que nos mantiene luchando, los niños. Este es nuestro hogar, no podemos irnos", señaló, aunque reconoció: "Muchas veces hemos querido irnos, pensamos 'Empaquemos nuestras cosas y vámonos’, pero los niños dicen: 'No, quiero que pelees mamá' y eso se me quedó grabado en la cabeza durante años".

Kery actualmente está esperando que la empresa Springfield le construya una casa de piedras que le prometió sobre la vivienda en ruinas en la que vive actualmente. 

Tierra de ratas

Kerry contó que convive con ratas tanto en el vecindario como en su propia casa: "Las ratas tienen que ver con las propiedades abandonadas. Tenía unas cuatro ratas que estaban en mis comederos para pájaros todo el tiempo”. “Soy un amante de los animales, así que no quiero poner trampas con veneno, en caso de que un perro se acerque”, explicó.

Otra de las consecuencias de vivir sola en ese lugar es que el frío se intensificó y la humedad avanzó sobre su casa, además de que el agua dañó sus ventanas. "Usamos mantas de piel por la noche y tenemos que ponernos los sombreros y mantener la calefacción encendida porque estamos apegados a casas vacías. Es muy estresante, pero tenemos que aguantarlo porque tenemos que vivir nuestras vidas", relató.

Deans South en West Lothian, Escocia

Temporalmente, Kerry y sus hijos tendrán que mudarse para que le construyan su nuevo hogar y eso la entusiasma: "Ahora podemos seguir adelante y tener nuevos vecinos y ser parte de una comunidad en lugar de sentirnos aislados", dijo.

Un pueblo italiano se sumergió en un lago hace siete décadas y ahora reapareció
 

"Todo el mundo tiene derecho a un hogar seguro, ese es tu santuario. Nadie debería quitártelo", remarcó y agregó: "Es por eso que me apasiona tanto. Todo el mundo debería tener derecho a tener un techo sobre su cabeza, pase lo que pase".

Según detalla The Sun, la empresa Springfield Properties construirá 29 nuevas viviendas sociales luego de que las propiedades actuales sean demolidas el próximo año y el Ayuntamiento de West Lothian les confirmó que ninguno de sus inquilinos vive en la finca.

RB/fl