jueves 08 de diciembre de 2022
ACTUALIDAD Efemérides 14 de diciembre

Roald Amundsen hizo creer a todos que partía hacia el Polo Norte y se fue al Polo Sur

El gran sueño del noruego siempre fue alcanzar el Polo Norte, pero le ganaron de mano. Como quería tener un invicto cambió de rumbo, pero lo mantuvo en secreto. Su experiencia como conductor de trineos tirados por perros fue la clave del éxito de su heroica travesía polar, en la que otro colega, casi en simultáneo, perdió la vida.

14-12-2021 07:00

Hace 110 años, el 14 de diciembre de 1911, el noruego Roald Amundsen, acompañado por un equipo de cinco hombres, alcanzó el Polo Sur por primera vez en la historia. 

En el Polo Sur, Roald Amundsen plantó la bandera de Noruega, armnó una tienda de campaña, y dejó dos cartas. La primera estaba dirigida a Haakon VII, rey de Noruega. La segunda, a Robet Scott, su rival británico que realizaba la misma expedición pero llegó 34 días más tarde que el noruego (el 17 de enero de 1911), hasta el mismo punto, pero perdería la vida en el viaje de regreso.   

La expedición de Roald Amudsen duró un total de noventa y cuatro días, 56 de ida y 38 de vuelta. Amundsen junto con Olav Bjaaland, Helmer Hanssen, Oscar Wisting, Jorgen Stubberud y Kristian Prestrud eligieron como punto de partida la costa junto a la Bahía de las Ballenas, donde instaló su campo base, la Base Framheim, a la cual llegaron de vuelta habiendo recorrido 2824 kilómetros

Roald Amundsen 20211213
Plantó una carpa, la bandera de Noruega y dejó adentro dos cartas.

La elección del punto de partida e incluso los animales usados fueron determinantes para lograr esta hazaña. Scott, eligió el lado opuesto de la barrera de hielo Ross, situando su base casi 100 kilómetros más lejos del Polo Sur y usando caballos como animal de apoyo.

Roald Amundsen, en cambio, quien también era un gran conductor de trineos tirados por perros, para evitar que la carga de comida supusiera un límite para la expedición, utilizó los cadáveres de los perros muertos como alimento para el resto. Sólo 11 perros de los 52 que iniciaron la expedición regresaron a Noruega con vida.

Para marzo de 1912, la noticia de la conquista del Polo Sur recorrió el mundo, sin embargo, aún se desconocía el paradero de la expedición de Scott. 

Roald Amundsen 20211213
Para seguir el deseo de su madre, estudió medicina, hasta que ella falleció.

Aunque el 18 de enero de 1911 Scott y su equipo alcanzaron el Polo Sur, encontraron que Amundsen había llegado un mes antes, lo que hizo el regreso aún más trágico. 

El cuerpo de Scott, que había sido arrollado por una tormenta, se encontró posteriormente a tan sólo 1 milla del campamento base. 

 

Roald Amundsen, polos opuestos

Nacido en Borje, Noruega, en 1872, Roald Amundsen fue el cuarto hijo del propietario de barcos y capitán de Marina, Jens Amundsen. Su madre, Gustava Zahlqvist, deseaba que estudiara medicina, y el hijo cumplió su sueño hasta que la madre falleció en 1893; luego abandonó la universidad. 

Roald Amundsen 20211213
Más que por ser navegante, salvó su vida saber manejar trineos tirados por perros.

Roald Amundsen escuchó una conferencia de Fridtjof Nansen, quien había atravesado por primera vez Groenlandia hasta detenerse a tan sólo 350 kilómetros del Polo Norte, y quedó tan impactado que juró que también conquistaría el Polo Norte

Amudsen dedicó su vida a intentar lograr esa hazaña. En 1908, anunció su proyecto de ir al Polo Norte, pero su colega el Dr. Frederick Cook, se le adelantó.

Roald Amundsen 20211213
Amundsen y su equipo plantaron un campamento base en Bahía de las Ballenas y recorrieron 2824 kilómetros.

Aunque Roald Amundsen le envió un telegrama de felicitación, su sueño de ser el primero en pisar el Polo Norte se había desvanecido, pero al observar la repercusión mediática de la hazaña de Cook quiso convertirse en el primer hombre en llegar al lugar más meridional de la Tierra, el Polo Sur. 

 

Del Polo Norte al Polo Sur

Se lo confesó a su hermano Leo y ambos guardaron el secreto. Cuando iniciaron la travesía, todos pensaron que se dirigían al Polo Norte, pero les dio una sorpresa

Por otro lado, los británicos, liderados por Scott también se disponían a ir hacia allí. Uno se trajo el éxito y la fama de la mano; el otro quedó atrapado en el hielo polar. Sin embargo, ambos se convirtieron en héroes pisando el Polo Sur, uno de los últimos lugares de la Tierra que el hombre logró alcanzar.