jueves 08 de diciembre de 2022
ACTUALIDAD Pedido de ayuda en San Juan

Un niño de 10 años lleva casi un año internado: no puede recibir el alta médica porque no tiene casa

A pesar de tener hidrocefalia, el pequeño cuenta con la posibilidad de regresar a su hogar. Sin embargo, proviene de una familia humilde que vive en un club donde ni siquiera cuentan con baño propio, por lo que no recibirá el permiso de los médicos para retirarse hasta que no cuenten con una vivienda que presente las condiciones sanitarias requeridas.

07-11-2022 12:25

Un niño de 10 años lleva casi un año internado y, a pesar de haber recibido el alta médica hace dos meses, no puede irse del hospital dado que vive en una vivienda humilde dentro de un club, por lo que el lugar no cuenta con las condiciones sanitarias requeridas.

El menor, llamado Ian Morales, pasa sus días en una cama del Hospital Rawson de San Juan, en el sector de Oncología Infantil desde el 10 de noviembre del año pasado. Y, si bien recibió el alta médica hace ya dos meses, aún no ha podido irse del nosocomio.

La triste historia de los mellizos de África que una familia argentina adoptó y luego abandonó

El pequeño fue diagnosticado hace casi un año con hidrocefalia, enfermedad que le provocó la pérdida del habla y la movilidad del cuerpo. Vive junto a su familia en un club que ni siquiera cuenta con baño propio, sino que utilizan los sanitarios compartidos del lugar.

Estas carencias son las que impiden que Ian salga del hospital, dado que uno de los requisitos para recibir el alta médica, en su caso, es que su vivienda debe contar con las condicientes sanitarias necesarias para un paciente oncológico.

La familia Morales perdió todo cuando el niño era tan solo un bebé, ya que vivían en una casa que no resistió el paso de una fuerte tormenta y se vino abajo, por lo que debieron ser evacuados en el Club Belgrano, en la localidad de Media Agua, lugar donde ya quedaron instalados.

Una familia para Belén: tiene diez años y se encuentra en una institución porque no hay adoptantes para ella

A pesar de que los afectados recibieron varias promesas del otorgamiento de nuevas viviendas, y hubo algunas entregas, los Morales no tuvieron suerte y debieron aprender a llevar su vida normal en el club, su nuevo hogar. De esta forma, el pequeño Ian se acostumbró a su nueva vida en compañía de sus padres, Claudio y Liliana, y sus hermanos, Brisa y Uriel, hasta que comenzó a presentar complicaciones en su salud.

"Nos cansamos de golpear puertas intentando conseguir una casa para que Ian pudiera salir del hospital. Estamos inscriptos en el IPV desde que nos evacuaron hace 10 años pero no tenemos respuestas", expresó la madre del niño en diálogo con Diario de Cuyo.

En este sentido, la mujer remarcó: "Acá no se trata de la comodidad para nosotros, sino para que mi hijo pueda salir del hospital después de tanta lucha".

Viruela del mono: se registró el primer caso en un niño y hay un internado en terapia intensiva

Durante su corta vida, Ian debió someterse el último año a meses de quimioterapia y, además, su estado de salud es muy delicado, por lo que requiere varios cuidados para evitar problemas mayores. Sin ir más lejos, hace unos días se contagió del virus de la Influenza B y actualmente se encuentra con respirador artificial.

"Ian tiene fiebre, diarrea y vómitos. Los médicos le pusieron una máscara de oxígeno para que pueda respirar porque le cuesta mucho", detalló Liliana, la madre de la familia, la cual subsiste en base a la Asignación Universal por Hijo y las "changas" de albañilería que Claudio realiza ocasionalmente.

Pedido de ayuda

Más allá de las múltiples carencias que pueda presentar la familia Morales, lo fundamental hoy en día es una vivienda para que su hijo pueda salir del nosocomio, algo que se traduce en un gran gasto económico.

Es por que, en solidaridad con el caso de Ian, el próximo viernes se realizará una peña solidaria en la localidad de Media Agua para recaudar fondos para la causa. Asimismo, la mujer destacó que desde el Ministerio de Desarrollo Humano se encuentran recibiendo ayuda hasta que puedan retirarse del hospital.

Ian, el pequeño que no puede recibir un alta médica ya que no tiene casa
Ian junto a sus padres, Claudio y Liliana.

"No nos queda otra que buscar un alquiler, donde sea. Estamos dispuestos a cambiar de vida y dejar Media Agua para vivir donde sea", aseguró Liliana y agregó: "Mi marido gana unos pesos con las changas que hace y con el apoyo que tenemos de Desarrollo Humano nos arreglaremos para pagar un alquiler".

A su vez, una vez que reciba el alta médica, el pequeño deberá regresar tres veces por semana al centro de salud para realizar sesiones de fisioterapia y kinesiología para poder volver a caminar. Además, deberá llevarse una máscara BiPap, que consta de un concentrador de oxígeno portátil para tratar la apnea del sueño.

"Se olvida de respirar cuando duerme, por eso tiene que estar con esa máscara, pero es la única complejidad que tiene", explicó su madre.

Para colaborar con la familia de Ian es posible comunicarse con su madre Liliana al 2645 23-6882

 

AS/ff

En esta Nota