ACTUALIDAD
Pachanga vintage

Traían de Uruguay 483 vinilos de Vilma Palma: ahora el baile lo tienen con la AFIP

Los discos de la banda rosarina quedaron en el Juzgado Federal de Gualeguaychú, y la pareja que los traía se metió, además, en otro lío: no declararon 28 mil dólares, bastante por encima de los 10 mil permitidos. El curioso origen de los discos.

Los discos de Vilma Palma incautados por la AFIP en la Aduana de Gualeguaychú.
Los discos de Vilma Palma incautados por la AFIP en la Aduana de Gualeguaychú. | Prensa Aduana

Luego de los miles de habanos que un viajero traía en sus maletas desde Panamá, o las centenares de camisetas de la Selección que otro pasajero trató de ingresar al país en varias maletas que cargaba desde Perú, este domingo el informe de Aduana dio cuenta de otro hallazgo curioso: dos personas intentaron entrar al país desde Uruguay con 483 discos en vinilos de Vilma Palma e Vampiros, contrabando vintage que no chocó con vampiros, sino con un ovejero alemán al que se ve que la banda de Mario ´Pájaro' Gómez le gusta poco.

Según estimó Aduana esos 483 vinilos tienen un valor comercial de 5 millones de pesos, cifra que en redes generaba comentarios, pero lo cierto es que no solo los vinilos quedaron incautados en Gualeguaychú, sino que cuando las dos personas que ingresaban al país debieron abrir valijas y vaciar bolsillos antes los inspectores, traían sin declarar 28.500 dólares, cuando el tope es de 10 mil, y en consecuencia serán dos las multas que deban afrontar: por los discos y por los verdes.

La Aduana se incautó de 483 vinilos de Vilma Palma que entraban sin declarar por Gualeguaychú.

“Por su cantidad y variedad se presume que los discos estaban siendo importados con fines comerciales, lo cual inhabilita su ingreso por la vía del equipaje”, indicó lacónicamente el comunicado de la Dirección General de Aduanas, citado por Télam, y debe señalarse que el intento de contrabando fue detectado en el paso internacional entre Gualeguaychú-Fray Bentos. Los discos venían en una camioneta blanca, y solo se destacó que viajaban dos personas, sin especificar ni nombres ni sexos.

Incautados que fueron discos y dólares, los inspectores dieron intervención al Juzgado de Federal de Primera Instancia de la ciudad de Gualeguaychú. 

Como dato curioso de esos vinilos, trascendió que vendrían haciendo ´turismo aventura', porque se cree que fueron comprados inicialmente en República Checa, de allí los llevaron a España, cruzaron el Atlántico hasta Uruguay, y de allí pudieron salir sin problemas hacia nuestro país, donde quedaron en poder de la Aduana. Y el otro detalle llamativo es que, pese a todo ese periplo, en los envases de los discos se lee Industria Argentina...