ACTUALIDAD
El terror a la inseguridad

Un hombre mató a un vendedor ambulante en Banfield: creyó que estaba asaltando a su esposa

La víctima vendía productos de limpieza en la calle Maipú, conocida zona comercial de Banfield, y fue apuñalado en el cuello. Las versiones señalan que "insistía" en venderle sus productos a una mujer, lo vio el marido y pensó que era un robo. Está detenido e investiga la UFI 1 de Lomas de Zamora.

Un sujeto mató a un vendedor ambulante en Banfield: creyó que estaba asaltando a su mujer.
Un sujeto mató a un vendedor ambulante en Banfield: creyó que estaba asaltando a su mujer. | Télam

El terror a la inseguridad agobia a los habitantes del Conurbano. Las autoridades podrán apelar a números, estadísticas, incluso el "relato", pero lo cierto es que la impunidad con la que se manejan los delincuentes ha terminado ya hace mucho tiempo de convertir a todo el Conurbano en un posible escenario de inseguridad, y ese terror a los robos terminó con otro saldo dramático: un hombre pensó que un vendedor ambulante estaba asaltando a su esposa, corrió al lugar y lo mató de una puñalada en el cuello.

La demencial escena se produjo en la calle Maipú, entre Pueyrredón y Belgrano, plena zona comercial de Banfield, por donde desfilan todos los días numerosos vendedores ambulantes. Las versiones sobre el hecho apuntan a que uno de ellos, un joven que ofrecía productos de limpieza, se acercó a una mujer pidiéndole que le compre algunos de sus artículos. La mujer, cerca de una parada de colectivos, se habría negado, pero el vendedor no se dio por vencido y siguió intentando que la mujer le comprara algo.

No se sabe cuánto duró esa situación, puede haber sido poco tiempo, pero el vendedor no imaginaba que esa "insistencia" del vendedor le iba a terminar costando la vida instantes más tarde. Es que el marido de la mujer volvía a su encuentro de un negocio de la zona, y cuando vio al vendedor junto a ella pensó que la estaba asaltando...

Robo piraña en La Matanza: le robaron el auto en menos de un minuto

Corrió hacia el lugar, se interpuso entre ellos e insólitamente apuñaló al vendedor en el cuello. Herido de muerte, el joven cayó a los pocos metros y antes que llegara alguna ambulancia a atenderlo murió desangrado en esa vereda de Benfield.

Si efectivamente se comprueba con las declaraciones de testigos y videos que solo se trataba de un intento de venta, habrá sido un desenlace tan trágico como absurdo. Y puede enmarcarse en la sensación ya no de miedo, sino directamente de terror que embarga a millones de habitantes del Conurbano, ante la interminable seguidilla de hechos delictivos, situación que en los últimos días incluso derivó en una paliza de colectiveros nada menos que al ministro de Seguridad provincial Sergio Berni. Como se sabe, el funcionario había ido a una protesta por el asesinato de Daniel Barrientos, un colectivero asesinado en La Matanza, y la bronca escaló hasta esa paliza ahora investigada por la Justicia.

Entre los gritos y la llegada de la policía adonde el vendedor había sido apuñalado, no trascendieron ni el nombre ni edades de los protagonistas del dramático suceso de Banfield, solo se indicó que el agresor fue detenido por la policía, mientras el caso fue puesto bajo la investigación de la UFI 1 de Lomas de Zamora, que deberá ahora averiguar cómo se produjeron los hechos.

 

HB