domingo 09 de mayo de 2021
BLOOMBERG
24-04-2020 17:11

Activistas climáticos ahora protestan desde sus hogares

Durante gran parte del año pasado, los movimientos de protesta climática liderados por jóvenes dominaron el debate público. Greta Thunberg, Viernes para el Futuro y Rebelión contra la Extinción parecían rotarse las portadas del mundo.

Akshat Rathi
24-04-2020 17:11

Durante gran parte del año pasado, los movimientos de protesta climática liderados por jóvenes dominaron el debate público. Greta Thunberg, Viernes para el Futuro y Rebelión contra la Extinción parecían rotarse las portadas del mundo.

En 2020, sin embargo, llegó el nuevo coronavirus y las órdenes de cuarentena obligaron a los activistas a regresar a sus hogares. Algunos temían que los movimientos se desmoronaran. No ha sucedido, pero esto no significa que haya sido tarea simple mantenerlos funcionando.

En el calendario del activismo, estaba planeado que el 24 de abril sería una de las manifestaciones más grandes del mundo. Pero en lugar de presentarse en persona, Thunberg publicó una imagen de su campera y zapatos al lado de su famoso cartel de protesta. “En una emergencia, hay que adaptarse y cambiar el comportamiento”, tuiteó. Luisa Neubauer, una activista alemana, compartió una fotografía desde afuera del Bundestag, el parlamento federal, con carteles de protesta en el suelo en una ordenada formación.

A medida que las celebraciones del 50 aniversario del Día de la Tierra llegaban a su fin esta semana, Bloomberg Green preguntó a jóvenes activistas climáticos de todo el mundo sobre el cambio en sus realidades: ¿Qué tipo de dificultades ha enfrentado? ¿Qué cree que pasará después de que la pandemia esté bajo control? ¿Podrá seguir adelante?

Transformación digital

La forma más simple y obvia de llevar a cabo una gran reunión en la era del virus es en línea.

Los movimientos crecen al atraer a nuevas personas, que a menudo llegan a través de la exposición en los medios. Pero después de crecer hasta cierto tamaño, los movimientos también necesitan mantener a estas personas entusiasmadas. Eso no ha sido un problema hasta ahora para la activista canadiense Emma-Jane Burian, de 18 años, quien dice que la protesta más reciente que realizó vía la plataforma de videoconferencia Zoom tuvo una participación de más de 900 personas.

Dado que muchas personas permanecerán en casa en el futuro previsible, los activistas esperan que se tomen un tiempo para reflexionar sobre el estado de la humanidad.

Acceso desigual

Las mayores protestas climáticas del año pasado tuvieron lugar en países desarrollados, donde la preocupación pública por el cambio climático estaba en aumento. Aquellos en los países en desarrollo tienen que luchar con el doble de desafíos: una menor conciencia de los efectos del cambio climático y Gobiernos menos abiertos a las protestas.

La pandemia es una tercera preocupación. Si bien las protestas en persona también están suspendidas en Esuatini (anteriormente Suazilandia), el activista Rodney Carval, de 30 años, ha luchado por seguir en línea. “La mayoría de nuestros grupos de interés no tiene acceso a internet asequible y confiable”, dice.

Solo 60% de las personas en los 47 países menos desarrollados, un grupo que incluye a Esuatini y comprende una población total de más de 800 millones, está cubierto por una red móvil que puede proporcionar acceso a internet 3G o un mayor ancho de banda, según un reporte de 2018 de las Naciones Unidas. Estos países también son algunos de los más vulnerables a los nocivos cambios ambientales.

En esta Nota