2nd de March de 2021
BLOOMBERG Economía
16-04-2020 00:46

Argentina y Brasil conversan liberación de agua en el río Paraná

Los gobiernos podrían liberar agua de la enorme represa de Itaipú con el objetivo de llenar el río Paraná, donde los niveles decrecientes están dificultando un negocio de exportación de cosechas de US$20.000 mil millones al año.

Jonathan Gilbert y Samy Adghirni
16-04-2020 00:46

Los gobiernos de Argentina y Brasil están en conversaciones para liberar agua de la enorme represa de Itaipú con el objetivo de llenar el río Paraná, donde los niveles decrecientes están dificultando un negocio de exportación de cosechas de US$20.000 mil millones al año.

Diplomáticos de los países limítrofes sudamericanos sostendrán una nueva ronda de conversaciones el viernes, según un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina. Brasil requiere energía de Itaipú, una de las centrales hidroeléctricas más grandes del mundo, para sus necesidades energéticas, pero ha mostrado disposición de ayudar a Argentina, que sufre por los bajos niveles de los ríos, dijo el funcionario.

Debido a una sequía durante el verano del hemisferio sur, el río está en su nivel más bajo desde 1989. Esto tiene un costo económico para los comerciantes de cultivos de Argentina en un momento en que se aproxima el inicio de la cosecha de soja. El país es el mayor exportador mundial de harina y aceite de soja.

El nivel del agua en Rosario, una ciudad portuaria argentina clave, se encuentra a solo 78 centímetros, casi cinco veces más bajo que el promedio para esta época del año, según datos del Gobierno. Los exportadores han perdido 90 centímetros de capacidad de carga en graneleros, lo que significa que están cargando hasta 7.500 toneladas métricas menos, dependiendo del barco.

A la larga, puede ser difícil para los complejos portuarios y de trituración recibir cargas transportadas por los agricultores en camiones al ritmo habitual, lo que restringe el suministro al mercado mundial de harina de soja, dijo Esteban Moscariello, comerciante del agente de comercialización Díaz Riganti Cereales en Rosario.

Las cargas en los puertos marítimos del Atlántico también se suman a los costos logísticos.

La empresa belga de dragado Jan de Nul está ejecutando trabajos de emergencia para agregar profundidad al cauce del río. Sin embargo, con una sequía persistente, el agua podría seguir disminuyendo más rápido de lo que sus dragas pueden cavar, dijo Gustavo Idigoras, presidente del grupo de trituración y exportación de cultivos Ciara-Cec, cuyos miembros incluyen a los llamados gigantes ABCD del comercio agrícola.