miércoles 22 de septiembre de 2021
BLOOMBERG Pandemia de coronavirus
03-02-2021 17:00
03-02-2021 17:00

La demora en la vacunación podría costar a la Unión Europea 100.000M de euros

Por las nuevas cepas de coronavirus, la UE mantiene la cuarentena. El lento reparto de vacunas resulta en costos económicos y sociales.

03-02-2021 17:00

La Unión Europea se enfrenta a un costo de decenas de miles de millones de euros por el lento y caótico despliegue de las vacunas contra el coronavirus en comparación con países como el Reino Unido y Estados Unidos.

Debido a las cuarentenas, la economía del bloque está operando aproximadamente al 95% de su nivel previo a la pandemia, lo que equivale a unos 12.000 millones de euros (US$14.000 millones) por semana de pérdida de producción, según cálculos de Bloomberg Economics. También está a semanas de distancia de sus pares en inoculaciones, y avanza a un ritmo más lento.

A menos que logre recuperar terreno, la Unión Europea (UE) se verá obligada a mantener cuarentenas o restricciones similares, incluso con la reapertura total de otras economías importantes. Un retraso de uno a dos meses equivaldría a un impacto de 50.000-100.000 millones de euros.

EU Is Running Behind in the Vaccine Race

Las cifras resaltan cuánto está en juego para la Comisión Europea, que se vio envuelta en un enfrentamiento público con la farmacéutica AstraZeneca Plc por una escasez de suministro y después por imponer restricciones a las exportaciones de vacunas contra el Covid-19. La presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, tuvo que revertir la medida sobre los envíos a Irlanda del Norte.

“Cada semana que se tiene que extender la cuarentena porque la población no está vacunada y es vulnerable significa costos económicos sustanciales”, dijo Guntram Wolff, director del grupo de expertos Bruegel en Bruselas. “Esos costos son mucho más altos que los costos de las vacunas como tal”.

Von der Leyen asume fallas en exportaciones de vacunas

Hasta ahora, la UE ha administrado solo 3 dosis por cada 100 personas, muy por detrás de las 15 en el Reino Unido y 10 en EE.UU., según Bloomberg Vaccine Tracker. Mientras tanto, se están propagando cepas más contagiosas del coronavirus, lo que obliga a los Gobiernos a extender las cuarentenas.

“El progreso inicial del Reino Unido significa que esperamos que una recuperación económica vigorosa se establezca antes que en Europa continental”, dijo Jamie Rush, economista jefe para Europa en Bloomberg Economics. “La mayor transmisibilidad de las nuevas cepas del Covid-19 están provocando medidas de contención más estrictas en gran parte de Europa, lo que aumenta el costo de los retrasos de las vacunas”.

EU Is Running Behind in the Vaccine Race

La UE prevé un aumento en el suministro de vacunas en el segundo trimestre, y aún planea vacunar al 70% de la población adulta para el verano. Ese nivel debería permitir a los Gobiernos levantar muchas de las restricciones actuales que han cerrado tiendas y restaurantes y suspendido los viajes.

No obstante, Allianz SE estima que los países están cinco semanas atrasados con respecto al cumplimiento de dicho objetivo, y las vacunas deben realizarse a seis veces el ritmo actual para ponerse al día. El costo es de 90.000 millones de euros, teniendo en cuenta los efectos secundarios más adelante en el año.

Unión Europea aprueba uso de vacuna de Astra-Oxford en adultos mayores

Economistas liderados por Ludovic Subran dijeron en un informe que en el modelo económico de las vacunas, “es solo blanco o negro: las economías que terminen la carrera primero serán recompensadas con fuertes efectos multiplicadores positivos que impulsarán el consumo y la actividad de inversión en el segundo semestre de 2021”. Agregaron que “los rezagados en la vacunación permanecerán en modo de crisis y enfrentarán costos sustanciales, tanto económicos como políticos”.

Los países del sur, incluidos España e Italia, que ya son los más afectados por la pandemia, sufrirán más con los retrasos si afectan el turismo internacional. Incluso una apertura parcial hacia las vacaciones de Pascua a principios de abril generaría ingresos muy necesarios, según Reinhard Cluse, economista de UBS Group AG.