miércoles 07 de diciembre de 2022
BLOOMBERG Crisis energética

La economía alemana se contraerá en 2023 por el aumento en los costos de la energía

El producto interno bruto se contraerá un 0,4% en 2023 debido a que el aumento de los costos de la energía reducirá la producción industrial y disminuirá el gasto de los consumidores.

12-10-2022 14:00

La crisis energética europea probablemente provocará una contracción de la economía alemana el próximo año por tercera vez desde la crisis financiera, según previsiones oficiales actualizadas publicadas el miércoles.

El Ministerio de Economía proyectó que el producto interno bruto se contraerá un 0,4% en 2023 debido a que el aumento de los costos de la energía reducirá la producción industrial y disminuirá el gasto de los consumidores. La nueva proyección representa una fuerte reducción con respecto a la previsión de un expansión del 2,5% realizada a fines de abril. El ministerio también recortó su proyección de crecimiento para este año del 2,2% al 1,4%.

El FMI pesimista con el 2023: recortó las perspectivas de crecimiento de la economía global

“Son tiempos graves”, dijo el ministro de Economía, Robert Habeck, en un comunicado enviado por correo electrónico. “Estamos viviendo una grave crisis energética que se está convirtiendo cada vez más en una crisis económica y social”.

Las previsiones actualizadas ponen al Gobierno de Berlín en línea con la mayoría de las demás instituciones importantes, que también se han visto obligadas a revisar radicalmente sus proyecciones debido al impacto de la guerra del presidente ruso Vladímir Putin contra Ucrania.

El Fondo Monetario Internacional advirtió el martes del empeoramiento de las perspectivas mundiales y recortó su proyección de crecimiento para el próximo año al 2,7%, frente al 2,9% que estimaba en julio.

German Outlook | Government sees lower economic output, higher inflation than previously predicted

 

La entidad con sede en Washington dijo que alrededor de un tercio de la economía mundial corre el riesgo de contraerse el próximo año, mientras que Estados Unidos, la Unión Europea y China seguirán estancados.

El Partido Comunista chino presiona para mantener la política de covid cero

La última vez que Alemania, que es especialmente vulnerable a una crisis energética por haber desarrollado una fuerte dependencia de las importaciones de combustibles fósiles rusos en las últimas décadas, se contrajo fue en 2020 debido al impacto de la pandemia de coronavirus. La contracción anterior fue en 2009 durante la crisis financiera.

El ministerio también publicó proyecciones ajustadas para la inflación, que, según dijo, tienen en cuenta los planes que está elaborando la coalición gobernante del canciller Olaf Scholz para frenar los costos del gas y la energía.

El Gobierno prevé que los precios al consumidor suban un 8% este año y un 7% en 2023, lo que se compara con las estimaciones anteriores de un 6,1% y un 2,8%, respectivamente. Se espera que la economía vuelva a crecer en 2024, con una expansión del 2,3%.

“Esta crisis fue provocada por el ataque de Putin a Ucrania”, dijo Habeck.

“Durante décadas nos hemos vuelto dependientes y abiertos al chantaje”, agregó. “Estamos en camino de liberarnos de las importaciones energéticas rusas”.

lr