domingo 05 de febrero de 2023

Estados Unidos sumará más de 30 empresas chinas a su lista negra comercial

El Gobierno de Biden planea incluir a Yangtze Memory Technologies y a más de otras 30 empresas chinas en una lista negra comercial que les impediría comprar ciertos componentes estadounidenses, lo que agudiza las tensiones entre las dos superpotencias económicas del mundo.

14-12-2022 09:10

El Gobierno de Biden planea incluir a Yangtze Memory Technologies y a otras más 30 empresas chinas en una lista negra comercial que les impediría comprar ciertos componentes estadounidenses, lo que agudiza las tensiones entre las dos superpotencias económicas del mundo.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos agregará esta semana al principal fabricante de chips de memoria de China y a las otras empresas a la llamada Lista de Entidades, según reveló una persona familiarizada con las deliberaciones que pidió no ser nombrada por tratarse de un asunto delicado.

Japón se uniría a EEUU en controles a la exportación de chips a China

Las empresas en la Lista de Entidades no pueden comprar tecnología de proveedores estadounidenses a menos que obtengan una licencia de exportación especial del Departamento de Comercio. El uso anterior de esa designación diezmó el negocio de teléfonos inteligentes de consumo de Huawei Technologies y obstaculizó los esfuerzos de Semiconductor Manufacturing International Corp. por convertirse en el campeón de la fabricación de chips de China.

Estados Unidos ha “politizado y convertido en arma la cooperación económica”, señaló el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Wang Wen Bin, este miércoles en una conferencia de prensa regular en Pekín, y agregó que las acciones de Washington interrumpieron las cadenas de suministro. China tomará medidas para proteger los derechos de sus empresas, sostuvo.

Un representante de Yangtze Memory declinó realizar comentarios.

Para Estados Unidos, la relación comercial con China es "de suma importancia"

La última medida representaría una escalada en el conflicto entre ambos países por la tecnología. La Administración Biden dio a conocer un amplio conjunto de restricciones sobre la capacidad de China para comprar semiconductores y equipos de fabricación de chips en octubre, colocando a Yangtze Memory y a otras empresas en una lista para un mayor escrutinio en ese momento. La medida proporcionaba un plazo de 60 días durante los cuales las empresas tendrían que demostrar que sus negocios no estaban involucrados en actividades que pusieran en peligro la seguridad nacional del país norteamericano.

El Gobierno chino se había mostrado cooperador con las autoridades estadounidenses para evitar que Yangtze Memory y las otras empresas fueran agregadas a la Lista de Entidades. Eso implicó que el Ministerio de Comercio de China ayudara a las empresas nacionales a través de los controles de uso final requeridos por EE.UU., incluidas las divulgaciones sobre productos y operaciones.

El Financial Times fue el primero en informar sobre la intención del Departamento de Comercio de poner en la lista negra a Yangtze Memory.