24th de February de 2021
BLOOMBERG
02-04-2020 20:48

EEUU instaría a cubrirse la cara por riesgo de virus en el aire

Es probable que la Casa Blanca recomiende que las personas que viven en las zonas más afectadas por el coronavirus se cubran la cara en público, según una persona familiarizada con el asunto, ya que una nueva investigación muestra que el patógeno puede quedar suspendido en el aire después de que las personas estornudan, tosen o incluso hablan.

Jennifer Jacobs y Michelle Cortez
02-04-2020 20:48

Es probable que la Casa Blanca recomiende que las personas que viven en las zonas más afectadas por el coronavirus se cubran la cara en público, según una fuente  familiarizada con el asunto, ya que una nueva investigación muestra que el patógeno puede quedar suspendido en el aire después de que las personas estornudan, tosen o incluso hablan.

La administración no instará a los estadounidenses a comprar máscaras comerciales de grado médico, las cuales escasean en los hospitales. La recomendación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. se aplicaría a áreas con altos niveles de transmisión comunitaria del virus, dijo la persona.

Las autoridades de salud pública y los investigadores han estado compitiendo para comprender cómo se propaga el coronavirus. Un creciente número de investigaciones sugiere que pequeñas gotas de saliva o mucosidad cargadas de virus de la tos, estornudos o incluso hablar podrían permanecer en el aire, una fuente de infección que evita el lavado de manos y la limpieza de las superficies.

El gobierno pediría a las personas que se cubran el rostro para actividades esenciales, como ir a la tienda de comestibles, mientras continúa recomendando que los estadounidenses se queden en casa tanto como sea posible y eviten reunirse en grupos.

La persona pidió no ser identificada porque no se ha tomado una decisión final sobre la directriz. No se espera el jueves, pero pronto, dijo la persona. Funcionarios de los CDC no respondieron a un correo electrónico en busca de comentarios.

La recomendación puede haber sido influenciada por un informe rápidamente elaborado de las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina de EE.UU.

Riesgo extendido

El informe, del primero de abril, que fue solicitado por la Oficina de Política de Ciencia y Tecnología de la Casa Blanca, concluye que el virus puede propagarse por el aire, incluso durante una conversación regular, a niveles mucho más altos de lo que se pensaba.

Originalmente, los científicos creían que el riesgo de infección provenía principalmente de las gotas producidas cuando una persona infectada tosía o estornudaba. Investigaciones recientes sugieren que el virus también puede dispersarse en pequeñas gotas cuando un paciente exhala.

El uso generalizado de revestimientos faciales se trata menos de proteger al usuario y más de proteger a los demás. Dado que algunas personas experimentan síntomas leves o ningún síntoma, una cubierta facial puede ayudar a limitar que las gotas de virus exhaladas o expulsadas infecten a otros.

Un estudio reciente de la Universidad de Nebraska encontró que la firma genética del virus estaba dispersa por las habitaciones y en el aire que rodeaba a los pacientes de COVID-19, extendiéndose incluso hasta los pasillos del hospital donde estaban recibiendo atención. Todavía se está trabajando para determinar si las partículas fueron capaces de infectar a las personas.

Otro informe que examinó los niveles de SARS-CoV-2 en dos hospitales en Wuhan, China, donde comenzó el brote, encontró que eran más altos en las instalaciones sanitarias para pacientes y en las habitaciones donde el personal de salud se puso y se quitó su equipo de protección. Una fuente clave de exposición podría ser cuando el virus se arroja al aire al retirar una máscara u otra forma de equipo de protección personal.

Escasez de equipo

La demanda del público de máscaras –incluso si la Casa Blanca insta a “coberturas faciales” y no a máscaras médicas– podría crear una nueva escasez entre los proveedores de atención médica, que enfrentan el mayor riesgo de contraer el virus cuando atienden a pacientes infectados. Los trabajadores de la salud se han enfrentado a una grave escasez de equipo de protección, lo que en algunos casos pone en riesgo su salud.

Funcionarios en Seattle y el condado de King, donde se detectó el primer caso de COVID-19 y el primer caso de transmisión comunitaria en Estados Unidos, dicen que las máscaras pueden ser apropiadas en algunos casos para el público. Sin embargo, las máscaras médicas deben reservarse para los proveedores de atención médica, aclararon.

“Se necesita máscaras médicas para los trabajadores de la salud que están en contacto cercano con alguien que tiene COVID-19”, señala Jeff Duchin, funcionario de Salud Pública de Seattle y el Condado de King. “Necesitamos que nuestros trabajadores de la salud puedan continuar prestando sus servicios durante esta pandemia. Para el público en general, las máscaras de tela caseras, especialmente si están bien hechas, pueden proporcionar algún beneficio”.

En esta Nota