viernes 27 de enero de 2023

Bolsonaro defendió al ejército como la última barrera contra el socialismo en Brasil

El presidente saliente habló a unos pocos días de que las autoridades electorales certifiquen la victoria electoral de Luiz Inácio Lula da Silva, y dijo que las Fuerzas Armadas son la última barrera permanente para el socialismo en Brasil.

11-12-2022 18:26

El presidente saliente de Brasil, Jair Bolsonaro, habló a unos pocos días de que las autoridades electorales certifiquen la victoria electoral de Luiz Inácio Lula da Silva, y dijo que las Fuerzas Armadas son la última barrera permanente para el socialismo en Brasil.

El presidente conservador se había prácticamente mantenido en silencio desde su derrota ante el izquierdista Lula el 30 de octubre. Mientras tanto, sus seguidores han estado protestando por el resultado de las elecciones bloqueando carreteras en todo el país y exigiendo la intervención militar.

“Las fuerzas armadas están unidas, le deben lealtad a nuestro pueblo”, dijo Bolsonaro a un pequeño número de simpatizantes reunidos frente a su residencia oficial el viernes. “Los que deciden lo que van a hacer las fuerzas armadas son ustedes”.

Bolsonaro y su derrota: “Duele en el alma”

Bolsonaro dijo que estaba “luchando contra el sistema” mientras trataba de responder a las críticas de sus propios partidarios, que se habían mostrado impacientes por su silencio. Brasil atraviesa un “momento crucial”, dijo, y le toca al pueblo tomar el control de su destino. Su discurso duró unos 15 minutos y fue transmitido en vivo por sus simpatizantes en las redes sociales.

Se espera que la elección de Lula sea certificada por el tribunal electoral de Brasil el lunes, una semana antes de lo previsto inicialmente. Después de eso, las impugnaciones de la votación ya no podrán presentarse ante el tribunal electoral.

El mes pasado, el Partido Liberal de Bolsonaro intentó anular los votos que le dieron a Lula una estrecha victoria en la segunda vuelta, pero el caso fracasó ya que el tribunal consideró las acusaciones como hechas de “mala fe”, por lo que el partido recibió una multa de 23 millones de reales (US$4,4 millones).

El presidente electo, que asumirá el cargo el 1 de enero, dio a conocer el viernes a sus primeros miembros del gabinete, incluido el ministro de Defensa a quien se le encomendó la tarea de reconstruir puentes con los militares. Inmediatamente después de su nombramiento, José Mucio Monteiro anunció nuevos comandantes de las fuerzas armadas.

El jefe de Gabinete de Lula Rui Costa dijo que los comentarios de Bolsonaro no causan preocupación ya que el pueblo brasileño ya ha decidido su futuro.

“Todos los intentos recientes contra la democracia en el mundo no han tenido ningún progreso”, dijo.