domingo 18 de abril del 2021
BLOOMBERG
17-06-2020 10:19

Las emisiones de dióxido de carbono en China registran su mayor crecimiento desde 2011

Según datos del Informe Estadístico Mundial de Energía, los desechos de combustibles fósiles aumentaron en 319 millones de toneladas el año pasado.

Bloomberg News
17-06-2020 10:19

Las emisiones de dióxido de carbono de China a partir de combustibles fósiles aumentaron en 319 millones de toneladas el año pasado, o 3,4%, la mayor alza desde 2011, según datos del Informe Estadístico Mundial de Energía de BP Plc.

El consumo de petróleo y gas natural en el mayor usuario de energía del mundo aumentó a niveles récord, mientras que el carbón también se elevó, aunque no lo suficiente como para superar lo que consumió en 2013, según los datos dados a conocer el miércoles.

El aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero se produjo incluso pese a que el crecimiento económico de China a fines de año había alcanzado su ritmo más lento desde, al menos, principios de la década de 1990.

China consume la mitad de carbón del mundo.

Las perspectivas de las emisiones del mayor contaminante del mundo se vieron alteradas por la pandemia de coronavirus, que hizo que la actividad industrial se paralizara a principios de año. Hace poco, ha habido señales de un repunte cada vez más fuerte, como importaciones récord de petróleo y un crecimiento de la generación de energía eléctrica al ritmo más rápido desde septiembre. Además, la lenta actividad a fines de 2019 ya había llevado a Pekín a relajar algunas restricciones ambientales.

La nación, que extrae y consume la mitad del carbón del mundo, ha agregado desde 2017 plantas eléctricas que funcionan con el combustible fósil que emite la mayor cantidad de carbono, según Li Shuo, asesor sénior de políticas globales para Greenpeace en Pekín.

“China ha agregado más capacidad eléctrica a carbón desde 2017 y hay señales de que está empeorando”, dijo. Esta capacidad “está impulsada por gobiernos regionales que construyen infraestructura a gran escala, que buscan beneficios económicos a corto plazo e ignoran los riesgos financieros a largo plazo”.