domingo 26 de enero de 2020 | Suscribite
BLOOMBERG / Economia
lunes 9 diciembre, 2019

Los fondos miran a la Argentina: verano en "modo surf" y esperanza de un FMI "blando"

Traders y analistas conversan con Bloomberg News en Buenos Aires sobre la situación del mercado y principales claves a seguir, previo al anuncio del gabinete de Alberto Fernández.

Ignacio Olivera Doll

DEBUT. Guzmán tiene experiencia académica pero no de gestión. Foto: Pablo Cuarterolo.
lunes 9 diciembre, 2019

Traders y analistas conversan con Bloomberg News en Buenos Aires en desayuno bimensual sobre la situación del mercado de Argentina y principales claves a seguir en el corto plazo, previo al anuncio del gabinete de Alberto Fernández. Aquí lo más destacado.

Participan:

  • Dos traders locales de banco que pidieron no ser identificados.
  • Un jefe de research de banco local que pidió no ser identificado.

Lo que ilusiona: fondos extranjeros buscan Argentina

Se observa con sorpresa a algunos hedge funds y real money extranjeros diseñando nuevos fondos o remodelando sus viejas “carcazas” Latam para empezar a cargar deuda argentina. ¿Qué se llevan? Bonos provinciales y corporativos, en moneda extranjera, a precios irrisorios. Hay que revolver y revisar para elegir bien: todos estos títulos están castigados por el riesgo de Argentina, pero algunos de ellos tienen mejor perfil de crédito que el soberano.

Lo más llamativo: hay quienes empiezan a llevarse también los famosos Botes y Bopomo. Desde su piso el 21 de noviembre, el Bote 2021 subió un 24%. ¿A quién podrá interesarle en este contexto estos bonos argentinos que son en pesos y a tasa fija? La explicación podría estar en su baja paridad: se negocian hoy a menos de ARS30, cuando la quita más agresiva que hoy se espera podría llegar a suponer un pago en torno a los ARS70. La jugada puede ser arriesgada, pero -quién dice- redituable.

Lo que se espera: surfear normativas en verano

El mercado se resigna a que el cepo cambiario se mantendrá en lo inmediato. La regulación actual le sirve al Banco Central para sumar reservas y mantener al ARS bajo control... pero rige sólo hasta el 31 de diciembre. Se estima que, a este ritmo, y con reservas netas de USD12.500 millones, la liquidez en dólares se agote en marzo.

La economía hoy no resistiría la decisión de levantar o relajar el cepo. Más bien, se esperan novedades cambiarias que tiendan a endurecerlo a partir de enero: podría anunciarse, por ejemplo, una nueva normativa sobre el acceso al mercado de cambios de empresas y ahorristas; llevar adelante una devaluación escalonada en el peso oficial (más empinada que la actual) para evitar el atraso cambiario; disponer encajes por un plazo determinado a dólares del exterior. También se esperan decisiones sobre la deuda argentina. La situación es apremiante. Los inversores no podrán despejarse ni relajarse demasiado en vacaciones. Y deberán mantener un ojo en las pantallas.

Fondos vieron oportunidad en bono ARS 2021 en la última quincena

Lo que inquieta: ¿vendrá un ‘inciso AF’?

El mercado ya está acostumbrado a que los gobiernos de Argentina solucionen las fallas de mercado con nuevas regulaciones. La vicepresidente electa Cristina Fernández de Kirchner incluyó en 2012 el ‘inciso K’ a la normativa que regía sobre las aseguradoras -y luego se expandió a los fondos comunes- para obligarlas a invertir un porcentaje de su cartera en proyectos productivos de la economía real y proveer financiamiento barato a las empresas. Luego, en 2017, el presidente Mauricio Macri sumó a esa misma normativa el ‘inciso M’, que limitó la cantidad de Letras del Banco Central (Lebacs) que podían tener las compañías de seguros con el objetivo de que volcaran esos fondos a financiar obra pública (mediante los llamados proyectos ‘PPP’).

Sobre la base de esto, no debería sorprender que el gobierno de Fernández dispusiera una medida similar (¿lo llamarán ‘inciso AF’?), que afecte al mismo grupo de regulados, para reorientar el ‘exceso de pesos del mercado’ hacia donde sea necesario. La liquidez del mercado de capitales vuelve a estar concentrada en bancos, aseguradoras y fondos.

Lo que consuela: un “FMI blando”

La negociación con bonistas privados, sin duda, se llevará adelante en simultáneo con la del Fondo Monetario Internacional. Los traders esperan un “FMI blando”: el organismo quedó tan expuesto al país que podría verse forzado a realizar concesiones en 2020, como por ejemplo convalidar el financiamiento del Tesoro vía emisión monetaria o aceptar una menor velocidad de convergencia fiscal. El año innegociable será 2021, cuando deberán hacerse las primeras grandes devoluciones del préstamo.Los precios de las acciones y los bonos podrían reaccionar cuando Argentina apruebe el Presupuesto y dé una pista sobre lo que le depara al déficit: está priceado un 1% del PBI, de modo que un equilibrio fiscal daría lugar para festejar, mientras que un déficit del 2% del PBI provocaría desilusión.

Lo que decepciona: Argentina no vuelve

El país debe tomar decisiones sobre la deuda lo más rápido posible. El primer paso promete ser la deuda bajo legislación local, con la cual parece haber un amplio margen de maniobra. Pero está claro que el retorno a los mercados voluntarios de deuda dependerá, en buena parte, del tamaño de la quita que se resuelva. Hoy los más pesimistas opinan que difícilmente el país pueda retornar al mercado extranjero durante este gobierno.

Para contactar al periodista sobre esta noticia: Ignacio Olivera Doll en Buenos Aires, ioliveradoll@bloomberg.net

Para contactar al editor responsable de esta noticia: Carolina Millan, cmillanronch@bloomberg.net, Jorgelina do Rosario

©2019 Bloomberg L.P.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4886

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.