miércoles 22 de septiembre de 2021
BLOOMBERG PANDEMIA DE CORONAVIRUS
01-01-2021 16:10
01-01-2021 16:10

Funcionario ruso acusa a Occidente de difamar la vacuna Sputnik V

Rusia está acusando a occidente de difamar sus logros en la carrera global contra el covid-19, en tanto sus intentos para ganar mercados clave para su vacuna, Sputnik V, se enfrentan a las exigencias de los reguladores.

01-01-2021 16:10

Rusia está acusando a occidente de difamar sus logros en la carrera global contra el covid-19, en tanto sus intentos para ganar mercados clave para su vacuna, Sputnik V, se enfrentan a las exigencias de los reguladores.

“Entendemos lo que está sucediendo”, dijo en una entrevista Kirill Dmitriev, director ejecutivo del Fondo Ruso de Inversiones Directas, que respaldó el desarrollo de Sputnik V y negocia su despliegue internacional.

“Es una combinación de malentendidos, fuertes prejuicios y alguno esfuerzos, muy fuertes, que buscan socavar la credibilidad de la vacuna rusa”, dijo.

Similar a China, que lucha por convencer a otras naciones de que prueben sus vacunas, el impulso de Rusia para convertir lo que llama un triunfo científico en dividendos geopolíticos se ha enfrentado a inesperados vientos en contra.

El presidente Vladimir Putin ha promovido su vacuna en llamadas con otros líderes mundiales desde que promocionó en agosto a Sputnik V como la primera vacuna aprobada del mundo contra el covid-19. Pero los reguladores de muchos países no han estado dispuestos a otorgar la aprobación por vía rápida a la versión rusa, a pesar de haber dado luz verde a las vacunas estadounidenses y europeas que completaron sus ensayos iniciales.

La competencia actual tiene ecos de la carrera espacial durante la Guerra Fría que inició en 1957 con el lanzamiento por parte de la Unión Soviética del primer satélite del mundo, Sputnik, homónimo de la vacuna rusa. Si bien Moscú fue el primero en llegar al espacio, Estados Unidos lo superó llevando 12 años después a un hombre a la luna.

Los reguladores que han exigido más datos dicen que solo intentan garantizar que la vacuna Sputnik V, que Rusia aprobó semanas antes de que comenzaran los estudios de Fase 3 para mostrar su seguridad y efectividad, sea tan buena como dicen sus partidarios.