2nd de March de 2021
BLOOMBERG PANDEMIA DE CORONAVIRUS
04-02-2021 02:15

Glaxo y CureVac se unen para crear nuevas vacunas contra el covid

GlaxoSmithKline Plc y CureVac NV apuntan a tener para 2022 una vacuna experimental ya aprobada como parte de una colaboración de 150 millones de euros.

Suzi Ring y Tim Loh
04-02-2021 02:15

GlaxoSmithKline Plc y CureVac NV unieron fuerzas para crear vacunas con tecnología de ARN mensajero de última generación para combatir nuevas variantes del coronavirus que podrían hacer que las primeras vacunas sean menos eficaces.

Las compañías apuntan a tener para 2022 una vacuna experimental ya aprobada como parte de una colaboración de 150 millones de euros (US$180 millones), según un comunicado emitido el miércoles. Glaxo este año también planea ayudar a fabricar hasta 100 millones de dosis de la vacuna actual de ARNm contra el covid-19 desarrollada por CureVac, que aún está en ensayos de fase avanzada y podría ser aprobada ya en marzo.

Sinopharm: la ANMAT comenzó a analizar la vacuna china, con 79% de eficacia

Los laboratorios farmacéuticos se están apresurando para avanzar a la par con el virus en medio de la preocupación de que variantes nuevas y potencialmente más peligrosas puedan disminuir la eficacia de algunas vacunas. Al ayudar a CureVac a fabricar su vacuna actual, el gigante farmacéutico británico sigue los pasos de Sanofi, Novartis AG y Bayer AG, que han brindado su apoyo en la producción de vacunas contra el covid de otras compañías, lo que podría acelerar su implementación.

Los socios pretenden utilizar la nueva tecnología de ARNm para desarrollar productos que apunten a múltiples variantes en una sola vacuna. Estos tratamientos se pueden usar para proteger a las personas que no han sido inoculadas o como vacunas de refuerzo si la inmunidad de otras vacunas disminuye, dijeron. Ambas firmas también investigarán vacunas de ARNm para proteger contra otros virus respiratorios diferentes del covid-19.

Kirill Dmitriev: "Estamos negociando para poder producir la Sputnik V en Argentina"

El método instruye a las células para que fabriquen la proteína espiga que se encuentra en la superficie del virus, para que el cuerpo produzca su propia vacuna. Una llamada vacuna multivalente tendría como objetivo brindar una protección más amplia contra múltiples variantes al instruir la fabricación de diferentes proteínas espiga.

Si bien las farmacéuticas han afirmado que sus vacunas deberían funcionar contra las nuevas variantes, algunos están intentando mejorar sus fórmulas, ya que los investigadores advierten que es posible que las vacunas deban actualizarse periódicamente.