domingo 05 de abril de 2020 | Suscribite
BLOOMBERG
jueves 6 febrero, 2020

Hablemos de Donald Trump y el coronavirus: Jonathan Bernstein

Hablemos de Donald Trump y el coronavirus.

Jonathan Bernstein

Donald Trump Foto: AFP
jueves 6 febrero, 2020

Hablemos de Donald Trump y el coronavirus.

El senador demócrata Chris Murphy, de Connecticut, expresó cierta preocupación el miércoles respecto a si la Casa Blanca está suficientemente comprometida con el tema: "Acabo de dejar la sesión informativa de la administración sobre el coronavirus. En pocas palabras: no le están dando la importancia suficiente".

Otros informes de la sesión informativa indicaron que los miembros del Congreso estaban cuestionando la existencia de comunicaciones intergubernamentales.

Hasta ahora, el presidente ha designado al secretario de Salud y Servicios Sociales, Alex Azar, para encabezar la respuesta de la administración. Trump no ha seguido el ejemplo de Barack Obama ante el brote de ébola en 2014 al seleccionar un "zar" establecido en la Casa Blanca.

La razón para que un presidente designe un zar en estas situaciones es para reducir las posibilidades de pánico, o para calmar las cosas si el pánico ya ha comenzado. Poner a alguien a cargo demuestra (o al menos aparenta) que el presidente, y por lo tanto el gobierno en general, está comprometido y tiene un plan. Darle a Azar esta tarea es una versión de esa visión.

No es una medida tan activa como traer a alguien nuevo, especialmente si se trata de alguien, como el zar del ébola de Obama, Ron Klain, que en general era muy respetado por los medios y por las personas que podrían usar para evaluar la situación. Aun así, debido a los bien documentados problemas de personal de Trump a lo largo de su presidencia, conformarse con Azar podría ser una muy buena opción.

El poder ejecutivo no está bien organizado para asumir demasiados desafíos repentinos. Una epidemia, por ejemplo, puede exigir que varios departamentos del gabinete tomen medidas al mismo tiempo. La Secretaría de Salud y Servicios Sociales está involucrada, por supuesto, pero también lo están (o podrían estar) los departamentos de Estado, Transporte, Comercio, Tesorería y otros.

Los burócratas tienden a ser reacios a cambiar a una situación de crisis, y son conocidos por creer que solo su forma de hacer las cosas puede funcionar. Esto puede dificultar la coordinación. Alguien necesita coordinarse en nombre del presidente y, para que funcione, esta persona necesita el respaldo incondicional del mandatario.

No está claro si Azar posee las habilidades políticas necesarias para lograrlo, aunque hasta ahora ha recibido críticas decentes. También es difícil para un secretario del gabinete desempeñar este papel, ya que incluso con la designación de Trump, sigue siendo un funcionario a nivel de gabinete, no alguien con el claro apoyo del presidente que se puede conferir mediante una designación altamente visible.

Y la reputación de Trump es importante aquí: su historia de exaltarse y culpar a las personas de su administración cuando las cosas amenazan con salir mal, o incluso cuando un funcionario hace una aparición en la televisión que no está a la altura de las preferencias del presidente, tenderá a socavar la autoridad de cualquiera. Esto hace que sea más probable que Azar (o quien fuera puesto a cargo) asuma este trabajo por miedo a su propia sombra.

Todo esto se suma a las preguntas sobre la medida en que Trump ha eliminado algunos conocimientos científicos del gobierno y ciertas disposiciones institucionales establecidas por la administración de Obama para manejar emergencias.

El gobierno aún posee muchos recursos para movilizarse para enfrentar una epidemia. Hacer que esto suceda es una tarea que todos, en todo el espectro político, esperarán que Trump no arruine.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4956

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.