lunes 27 de junio de 2022
BLOOMBERG COVID-19: tercera ola

Hong Kong prohíbe vuelos y cierra bares por la amenaza de la variante ómicron

Hay ocho países a los que no se podrá volar y tampoco se podrá cenar dentro de un restaurante pasadas las 6 pm, entre otras prohibiciones. Estas restricciones buscan combatir contra ómicron pero la gran preocupación son las bajas tasas de vacunación.

05-01-2022 10:33

Por primera vez en casi un año, Hong Kong impuso nuevas y estrictas medidas para controlar el virus, a medida que la variante ómicron altamente transmisible se filtra en la comunidad y amenaza con provocar una ola invernal.

La ciudad prohibirá cenar dentro de un restaurante a después de las 6 p.m., cerrará algunos locales, incluidos bares y gimnasios, eliminará los eventos a gran escala y prohibirá todos los vuelos provenientes de ocho países, anunció la jefa del Ejecutivo de Hong Kong, Carrie Lam, en una sesión informativa el miércoles. Las nuevas normas retoman las restricciones de distanciamiento social que estaban vigentes hace un año y que fueron flexibilizadas después del Año Nuevo chino en 2021, cuando los contagios estaban disminuyendo.

Los ocho países desde los que no se permitirá la llegada de personas o vuelos durante las próximas dos semanas son Australia, Canadá, Francia, India, Pakistán, Filipinas, Reino Unido y Estados Unidos, lugares que actualmente registran las peores propagaciones de ómicron, dijo Lam.

Aeropuerto de Hong Kong 20220105
Debido al avance de la variante ómicron en Hong Kong, buscan ahora reactivar la estancada campaña de vacunación y poner restricciones.

El endurecimiento de las medidas se produce cuando el centro financiero asiático reportó esta semana el primer caso local de coronavirus que las autoridades no pueden rastrear hasta su origen. Se cree que el paciente, un hombre no vacunado que desarrolló síntomas antes de ser diagnosticado, es portador de la variante ómicron que ha desencadenado una propagación exponencial de covid-19 en todo el mundo.

El Gobierno está actuando rápidamente en un esfuerzo por evitar que esto suceda en Hong Kong, que es especialmente vulnerable debido a las bajas tasas de vacunación.

El periódico pro-democracia de Hong Kong desafía a Beijing

“Tenemos que aprovechar este momento tan crítico”, dijo Lam. “Tenemos que contener la pandemia para asegurarnos de que no vuelva a haber un brote importante en la comunidad. En cierto sentido, estamos compitiendo con ómicron”.

Hong Kong es uno de los únicos lugares del mundo que no ha experimentado un brote de delta. Ha mantenido una estricta política de “covid cero”, diseñada para eliminar todo rastro del virus dentro de sus fronteras. La llegada de la variante ómicron, que provocó la primera transmisión local en casi siete meses, está poniendo a prueba los límites de su poder.

La ciudad sufrirá un experimento natural mientras el virus, que ha mutado para volverse aún más contagioso, intenta seguir propagándose a pesar de las medidas de mitigación que el mundo ha desarrollado en un esfuerzo por controlarlo. Hong Kong tiene uno de los niveles de vacunación más bajos entre las economías desarrolladas, especialmente entre los ancianos. Y del 62% que está vacunado con dos dosis, muchos recibieron la vacuna menos potente fabricada por la empresa china Sinovac Biotech Ltd. 

El creciente número de casos de ómicron y la inminente ampliación del mandato de vacunación han reactivado la estancada campaña de inmunización de la ciudad. El martes se administraron unas 18.000 dosis iniciales, la mayor cantidad en cuatro meses y casi cuatro veces la cantidad administrada una semana antes.

Sentencias de cárcel para activistas de Hong Kong

Solo el 22% de la población mayor de 80 años está vacunada, un fuerte contraste con otros lugares donde las mayores tasas de vacunación se registran entre las personas más vulnerables.

Es poco probable que las medidas que se utilizaron para frenar los brotes anteriores de covid-19 funcionen contra la variante ómicron altamente mutada, según Benjamin Cowling, profesor de epidemiología de la Universidad de Hong Kong.

“Es muy probable que ahora haya una pequeña cantidad de otras infecciones no reconocidas en la comunidad”, dijo. “Depende del azar que se produzca la propagación. Tenemos que hacer planes para un posible brote”.