viernes 16 de abril del 2021
BLOOMBERG
26-08-2020 00:58

El huracán "Laura" amenaza a EE.UU. con desastre de US$18.000 millones

El huracán Laura está a punto de convertirse en una devastadora tormenta de categoría 3 cuando llegue a la costa de Texas-Louisiana, amenazando con infligir hasta US$18.000 millones en daños en la región y potencialmente cerrar el 12% de la capacidad de refinación de EE.UU. durante meses.

Brian K Sullivan
26-08-2020 00:58

El huracán Laura está a punto de convertirse en una devastadora tormenta de categoría 3 cuando llegue a la costa de Texas-Louisiana, amenazando con infligir hasta US$18.000 millones en daños en la región y potencialmente cerrar el 12% de la capacidad de refinación de EE.UU. durante meses.

Los vientos de Laura probablemente alcanzarán un máximo de 185 kilómetros por hora cuando la tormenta llegue a la costa el miércoles por la noche o el jueves temprano, según el Centro Nacional de Huracanes. El huracán ya interrumpió la producción de petróleo y gas natural en alta mar, cerró refinerías y terminales de exportación y provocó evacuaciones obligatorias. Sería el primer sistema importante en llegar a la costa del Golfo desde Michael en 2018.

En su camino actual, Laura probablemente causará entre US$6.000 millones y US$18.000 millones en pérdidas, según Chuck Watson, modelador de desastres de Enki Research. Alrededor del 10% al 12% de la capacidad de refinación de Estados Unidos podría cerrarse durante más de seis meses, dijo.

“Va a ser un duro golpe y va a causar algunos impactos devastadores”, dijo Jim Rouiller, meteorólogo principal de Energy Weather Group. “Luisiana va a sufrir muchos daños con esta tormenta”.

Después de que Laura atraviese la Costa del Golfo, dejará un camino de destrucción a través del Valle de Mississippi antes de girar hacia la región del Atlántico Medio, que acaba de recuperarse del huracán Isaías, dice Rouiller. Existe la posibilidad de que Laura vuelva a intensificarse una vez que llegue a Maryland, Nueva Jersey y posiblemente a Nueva York, asegura.

La amenaza tropical ha provocado que más del 84% de la producción de petróleo y casi el 61% de la producción de gas natural en el Golfo de México sean cerradas, según la Oficina de Seguridad y Cumplimiento Ambiental del Departamento del Interior.

Las refinerías y las plantas petroquímicas de la Costa del Golfo a menudo están ubicadas en áreas bajas, vulnerables a las inundaciones. En 2017, una planta química de Arkema SA a unos kilómetros al este de Houston se incendió y explotó después de que fuera inundada por el huracán Harvey. En septiembre pasado, Exxon cerró su refinería Beaumont en Texas debido a las inundaciones causadas por la tormenta tropical Imelda.

Laura podría elevar el nivel del mar hasta 4 metros en el área de Sabine Pass y a lo largo de partes de la costa de Texas donde se encuentra Henry Hub, dijo el centro de huracanes a las 5 p.m. hora de Nueva York. La marejada ciclónica mata a casi la mitad de todas las personas que mueren en huracanes.

Esta oleada podría penetrar hasta 45 kilómetros tierra adentro desde la costa en el suroeste de Luisiana y el sureste de Texas, escribió Jack Beven, un especialista sénior en huracanes en el centro. “Las acciones para proteger la vida y la propiedad deben completarse rápidamente esta noche, ya que los niveles de agua comenzarán a subir el miércoles”, escribió.

Es posible que Laura incluso se vuelva más fuerte que una tormenta de categoría 3, pero el huracán se mueve rápidamente y tal vez no tenga tiempo para acumular más energía.

Es casi seguro que Laura no será tan dañino como Harvey, el último gran huracán que azotó Texas. Harvey llegó a la costa como una tormenta de categoría 4 y luego quedó inmovilizado por patrones climáticos más grandes, lo que provocó que enviara lluvias récord en la mitad este del estado durante días. El último huracán que azotó Texas fue Hanna en julio.

Algunas de las refinerías más grandes de EE.UU. están disminuyendo sus operaciones en preparación para Laura, que podría convertirse en un gran huracán antes de tocar tierra, cerrando casi 2,9 millones de barriles por día de capacidad. Eso es aproximadamente el 30% de la capacidad de refinación de la Costa del Golfo de EE.UU., según Lipow Oil Associates.

Las plataformas de energía en el Golfo de México, que representan hasta el 17% de la producción de petróleo de Estados Unidos y aproximadamente el 3% de la producción de gas, están diseñadas para resistir tormentas de esta magnitud.

La industria energética está “muy bien preparada para este tipo de tormentas”, dijo el Secretario de Energía de EE.UU., Dan Brouillette, en una entrevista con Bloomberg TV. El presidente Donald Trump le ha ordenado que ponga a disposición la Reserva Estratégica de Petróleo para tales situaciones, dijo.

La ciudad de Port Arthur, Texas, ordenará a algunos residentes que huyan de la tormenta a partir del martes, según el sitio web de la ciudad. El condado de Jefferson en Texas implementó una orden de evacuación obligatoria para todo el personal excepto el personal esencial, dijo en un comunicado. Los funcionarios del gobierno del área de Houston instaron a los residentes de los suburbios del este de la ciudad a evacuar.

Laura será un séptimo sistema récord en llegar a Estados Unidos en agosto, y vendrán más, asegura Rouiller.

Cheniere Energy Inc. dijo que suspendería temporalmente las operaciones en su terminal de gas natural licuado Sabine Pass en Luisiana, la más grande del país. Cameron LNG de Sempra Energy en Luisiana operará a tasas reducidas.

La caña de azúcar occidental en Luisiana será la que correrá mayor riesgo, asegura Drew Lerner, presidente de World Weather Inc. en Overland Park, Kansas. Para los cultivos de algodón, algunas partes del área occidental del delta del Mississippi y partes centrales e interiores de Arkansas también podrían verse afectadas, dijo.

Los gobernadores de Texas, Luisiana y Mississippi han declarado emergencias. Laura mató al menos a nueve personas en Haití y República Dominicana, informó Associated Press.