viernes 07 de octubre de 2022

Estados Unidos: los índices de crecimiento discrepan y se complica el debate sobre la recesión

Los principales indicadores del Gobierno de Estados Unidos sobre el crecimiento del país apuntaron en diferentes direcciones en el primer semestre de 2022, lo que impulsó un mayor debate sobre la salud de la economía.

25-08-2022 10:31

Los principales indicadores del Gobierno de Estados Unidos sobre el crecimiento del país apuntaron en diferentes direcciones en el primer semestre de 2022, lo que impulsó un mayor debate sobre la salud de la economía.

El producto interno bruto ajustado por la inflación, es decir, el valor total de todos los bienes y servicios producidos en la economía, disminuyó a una tasa anualizada del 0,6% en el período de abril a junio, según datos publicados el jueves por el Departamento de Comercio. Eso refleja una revisión al alza en el gasto de los consumidores y se compara con una contracción del 0,9% informada anteriormente.

El repunte de bonos globales pierde fuerza ante posibles nuevas alzas de los bancos centrales

Sin embargo, el otro indicador oficial de crecimiento económico menos conocido, el ingreso interno bruto (GDI, por sus siglas en inglés), aumentó a una tasa de 1,4% en el segundo trimestre después de avanzar 1,8% en los primeros tres meses del año. Este indicador mide la actividad calculando todos los ingresos generados por la producción de esos bienes y servicios, como la compensación y las ganancias de una empresa. Teóricamente, el PIB y el GDI deberían ser aproximadamente iguales, pero en la práctica tienden a diferir, especialmente en las estimaciones preliminares. Pero la brecha actual es particularmente amplia.

Las cifras del PIB sugieren una abrupta desaceleración en el impulso económico en el primer semestre del año. Bajo la superficie, hay más en juego, incluido el impacto de categorías volátiles como las importaciones y los inventarios, pero en general, el gasto de los consumidores se ha desacelerado. Consecutivos trimestres negativos, una regla general común para las recesiones, no solo han alimentado los temores de una inminente recesión, sino que también han llevado a algunos a creer que ya comenzó. Sin embargo, el GDI apunta a un enfriamiento más gradual. Muestra un panorama de una economía respaldada por un sólido mercado laboral y un resiliente gasto de los consumidores, gasto que está comenzando a sentir el impacto de la peor inflación en una generación.

Inesperada baja en las solicitudes de seguro por desempleo en EE.UU.

El árbitro oficial de las recesiones en EE.UU., el Comité de Datación del Ciclo Económico, que forma parte de la Oficina Nacional de Investigación Económica, usa el promedio de ambos indicadores, junto con una serie de otras variables económicas, al hacer su estimación de recesión. El promedio del PIB y GDI subió un 0,4% en el segundo trimestre tras un aumento del 0,1% en el período de enero a marzo. Por otra parte, el jueves, un informe mostró que las solicitudes de beneficios por seguro de desempleo en EE.UU. disminuyeron por segunda semana, lo que sugiere que los empleadores se están aferrando a sus trabajadores a pesar de la creciente incertidumbre económica.

MAR / ff