miércoles 28 de septiembre de 2022
ECONOMIA Triunfo demócrata

La Ley antiinflación de Biden impone impuestos a las grandes compañías y fortunas

El líder estadounidense firmó este martes la Ley para la Reducción de la Inflación, a la que calificó como una de las “más importantes de la historia" y podría impulsar su imagen antes de las elecciones legislativas de noviembre.

17-08-2022 12:58

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, promulgó este martes una ley clave para su gestión: La Ley para la Reducción de la Inflación, a la que el líder demócrata calificó como “una de las más importantes de la historia” del país y con la que busca salir victorioso de las elecciones de medio término de noviembre

La Ley antiinflacionaria incluye la mayor inversión realizada en Estados Unidos para el clima con US$ 370.000 millones de dólares con los que se busca reducir las emisiones de efecto invernadero en un 40% para 2030 y un impuesto “corporativo” del 15% destinado a gravar a las compañías que obtengan beneficios superiores a los US$ 1.000 millones al año

Cinco cosas que la ley de Biden cambiará para sector automotriz

Con la iniciativa, el Gobierno estadounidense espera recaudar US$ 737.000 en ingresos durante los próximos 10 años, la mayor parte de esa torta proveniente de las reducciones en los precios de los medicamentos para los beneficiarios de Medicare y los aumentos en los impuestos a las grandes corporaciones, consigna Bloomberg

Asimismo, el texto prevé incentivos financieros para orientar la economía estadounidense hacia las energías renovables. “Un país puede transformarse, eso es lo que está sucediendo ahora”, declaró el mandatario en un discurso que ofreció con tono electoral, antes de la firma de la promulgación en la residencia presidencial. 

Cabe destacar que la ley representa una victoria para el Gobierno, ya que, el índice de aprobación de Biden es de solo un 40%, mientras que el 55% de los estadounidenses desaprueba su trabajo, según el análisis de FiveThirtyEight

La medida también prorrogaría los subsidios a las primas del Obamacare durante tres años, inyectaría US$ 80.000 millones en el presupuesto del Internal Revenue Service (IRS, en inglés) y un impuesto adicional del 1% a la recompra de acciones

Biden también tiene el objetivo de hacerse con aproximadamente 124.000 millones de dólares que provendrán de una mayor aplicación del IRS, lo que significa auditorías más estrictas y frecuentes para las grandes fortunas. De esta manera, se proyecta que reducirá el déficit en más de US$ 300.000 en 10 años.

“No se trata solo del hoy, se trata del mañana. Se trata de brindar progreso y prosperidad a las familias, de mostrar a los estadounidenses que la democracia todavía funciona en Estados Unidos, a pesar de todo lo que se habla de su desaparición”, señaló Biden. 

SE