lunes 27 de septiembre de 2021
BLOOMBERG Pandemia de coronavirus
31-07-2020 01:56
31-07-2020 01:56

Irán inauguró un supermercado a prueba de coronavirus en Venezuela

Megasis, como se le llama, se ubicó en un enorme almacén al este de Caracas, un cruce entre Home Depot y Costco, y vende neumáticos, tractores y comestibles, algunos de los cuales parecen misteriosos para el paladar venezolano y llevan etiquetas en persa e inglés, pero no en español.

31-07-2020 01:56

Un supermercado abrió en Caracas el jueves, algo que normalmente no sería un evento de interés periodístico. Pero es el primero propiedad de una empresa en Irán, uno de los pocos países que ayuda al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a evadir las sanciones de Estados Unidos. Además, viene equipado con una especie de escudo anticovid de alta tecnología. Es una cabina similar a un escáner de aeropuerto que mide la temperatura de los compradores y los rocía con un aerosol desinfectante.

Megasis, como se le llama, se ubicó en un enorme almacén al este de Caracas, un cruce entre Home Depot y Costco, y vende neumáticos, tractores y comestibles, algunos de los cuales parecen misteriosos para el paladar venezolano y llevan etiquetas en persa e inglés, pero no en español.

Eliza Merchán, una contadora de 52 años, fue una de las primeras compradoras de la tienda. Prefirió comprar verduras locales, alejándose del aceite de maíz Varamin (US$2) y de la cola Eram (US$0,82), a pesar de que eran mucho más baratas que sus versiones locales. “Puede que sea un poco más barato, pero yo ni siquiera entiendo lo que dicen las etiquetas”, comentó. “Prefiero no llevarme una sorpresa después, ya mi presupuesto está bastante apretado para empezar a inventar”. En junio, el precio mensual de la canasta de productos necesarios para una familia de cinco aumentó 9,9% desde mayo.

Las compras de alimentos que realizó Merchán provocaron la censura del gobierno de EE.UU. Michael Kozak, un subsecretario de Estado, dio una teleconferencia de prensa en la que dijo que la tienda representaba “una alianza entre Estados parias”. “Cualquier presencia de la República Islámica en Venezuela no es algo que veamos con ojos favorables. Este Estado es un patrocinador del terrorismo. Irán está dispuesto a jugar y venderle cosas a Venezuela, cuando Venezuela no tiene dinero para pagar”, agregó.

El embajador de Irán en Venezuela, Hojjatollah Soltani, lo expresó de manera diferente, diciendo: “A pesar de las sanciones, a pesar de las amenazas, somos dos naciones hermanas”. La tienda tiene un poco de todo: ropa, llantas, pañales, comida enlatada, productos de limpieza y comida para perros hecha en EE.UU. “Hay muchas cosas raras, pero a mí no me importa, con tal de que los precios sean buenos”, dijo Juan Escalona, un obrero de 45 años, mientras compraba un paquete de frijoles negros iraníes.

Hacia la parte posterior de la tienda, donde tienen colgadas gigantes mantas iraníes, también hay un gran cartel con las banderas de Irán y Venezuela juntas. En mayo, Irán envió cinco buques con gasolina, aliviando la grave escasez de combustible, y una carga con comida en junio, la mayor parte para el nuevo supermercado. Los dos países comenzaron una estrecha cooperación hace dos décadas después de la elección de Hugo Chávez, que incluía la construcción de apartamentos y vehículos por parte de compañías iraníes en Venezuela.