martes 24 de mayo de 2022
BLOOMBERG Frenesí
04-05-2022 10:58

El mercado reporta una ansiedad fuera de lo normal antes de la decisión de la Reserva Federal

Desde las acciones hasta los bonos y las divisas, la turbulencia es muy alta ante de que el banco central aumente las tasas de interés de referencia en 50 puntos básicos.

04-05-2022 10:58

Frecuentemente, los días en que la Reserva Federal anuncia la política monetaria, los mercados financieros presentan mayor ansiedad. El miércoles tiene un estrés aún mayor.

Desde las acciones hasta los bonos y las divisas, la turbulencia es muy alta antes del evento, cuando se espera que el banco central aumente las tasas de interés de referencia en 50 puntos básicos, el primer movimiento de este tipo desde el año 2000. La volatilidad aumentó a niveles no vistos en ninguna sesión anterior a la decisión de la Fed en más de una década.

El nerviosismo está en todas partes después de que las acciones y los bonos tuvieran su peor liquidación mensual concertada desde la crisis financiera mundial, mientras que el dólar subió a un máximo de 20 años. Si bien la agitación da pie al argumento de que la Fed ha tenido éxito en la causa de la transparencia, la velocidad y la duración de las futuras alzas siguen siendo inciertas. Una pregunta que se cierne sobre los inversionistas es si el endurecimiento de las condiciones financieras será lo suficientemente rápido como para enfriar la economía.

"La recesión sería inevitable sin petróleo ruso" asegura la reserva federal de Dallas

“Si la respuesta a esa pregunta es no, cuando el crecimiento económico se mantiene muy por encima de la tendencia, las condiciones financieras deben endurecerse más”, dijo Dennis DeBusschere, fundador de 22V Research.

“Aunque los movimientos en los rendimientos nominales y reales a 10 años y el dólar han sido dramáticos, la preocupación es que puedan continuar si la economía estadounidense no se desacelera aún más”.

Tal es el panorama al que se enfrentan los inversionistas: con los banqueros centrales embarcados en una campaña para hacer frente a la inflación que se encuentra en su nivel más alto en cuatro décadas, la Reserva Federal se ha transformado rápidamente de aliado a enemigo.

La FED se dispone a endurecer sus tasas de interés

Las consecuencias son evidentes en los mercados de derivados en todos los activos. Al cierre del martes, el Cboe Volatility Index, o vix, un indicador de costos para las opciones del S&P 500, estaba unos 10 puntos por encima de su promedio a largo plazo. El índice ICE BofA MOVE, un indicador similar para los bonos del Tesoro, osciló cerca de los máximos alcanzados en el punto álgido de la crisis en marzo de 2020. Lo mismo ocurrió con el índice JPMorgan Global FX Volatility.

En conjunto, el total de las tres medidas de volatilidad superó el nivel del día anterior a cualquier anuncio de política de la Fed desde 2011.

En el pasado, un entorno de baja inflación permitía al Comité Federal de Mercado Abierto “revertir el rumbo repetidamente ante la primera señal de volatilidad del mercado, lo que se convirtió en un procedimiento operativo estándar”, dijo Michael O´Rourke, estratega jefe de mercado de JonesTrading. “Hoy, el banco central está tan atrasado en la política sobre inflación que no puede revertir el curso en el corto plazo”.

Economistas elevan las expectativas de inflación en Estados Unidos

Desde que el presidente de la Fed, Jerome Powell, elevó las tasas en marzo por primera vez en tres años, la mayoría de los principales activos financieros han perdido valor. Con una baja del 4,4% en dicho lapso, los bonos del Tesoro soportaron la peor caída entre reuniones desde al menos 1997. El crédito corporativo también se liquidó y los instrumentos de grado de inversión perdieron un 5,1%, mientras que la deuda de alto rendimiento cayó alrededor del 3%.

Las acciones repuntaron inicialmente, solo para seguir a la renta fija a la baja. En total, el S&P 500 cayó más del 4% durante el período.

Junto con la gran alza de tasas, se espera que la Fed fije una fecha para el inicio de su ajuste cuantitativo, que hará que reduzca el saldo de sus tenencias de bonos. Lo que está en juego es una economía en auge que se ha convertido en la base de las ganancias corporativas.

Jerome Powell 20211022

Durante ciclos de ajuste rápido como este, si el crecimiento puede mantenerse hace una gran diferencia para los inversionistas en acciones. Utilizando el indicador de actividad fabril del Instituto de Gestión de Suministros (ISM, por sus siglas en inglés) como referente del crecimiento económico, los estrategas de UBS Group AG liderados por Keith Parker descubrieron que desde 1960, el S&P 500 ha tendido a caer a una tasa anualizada del 0,6% cuando el ISM declinaba. Por el contrario, cuando subió el ISM, al mercado le fue mejor, avanzando aproximadamente un 6%.

Si bien el presidente de la Fed ha expresado su confianza en diseñar un aterrizaje suave en la economía, las conversaciones sobre la recesión están aumentando nuevamente con la profundización de las pérdidas bursátiles en abril. Para los estrategas de Goldman Sachs Group Inc. encabezados por Dominic Wilson una recesión está lejos de ser inevitable y es más probable más allá de los próximos 12 meses.