5th de March de 2021
BLOOMBERG NEGOCIOS EN EE.UU
29-11-2018 22:00

Millonarios, cadena de bloques y arte se unen en Miami Beach

Adam Lindemann tiende a ser muy oportuno.

Katya Kazakina
29-11-2018 22:00

Adam Lindemann tiende a ser muy oportuno. Vendió un grupo de emisoras de radio por unos US$200 millones justo antes de la crisis financiera de 2008, triplicando con creces su inversión. Un cuadro de Jean-Michel Basquiat, que compró por US$4,5 millones en 2004, se vendió hace dos años por US$57,3 millones.

La próxima semana, el hijo del difunto multimillonario George Lindemann, que hizo una fortuna en la televisión por cable y gasoductos, será el anfitrión de una conferencia durante la feria de arte Art Basel Miami Beach para explorar cómo la cadena de bloques, su última obsesión, puede transformar el mundo del arte.

"Todo el mundo está hablando de la cadena de bloques, pero nadie la entiende realmente", dijo Lindemann, de 57 años, refiriéndose a la tecnología que soporta el bitcoin y otras criptomonedas. "Este es el momento adecuado para pensar en arte y tecnología".

Su evento de medio día de duración, "El arte de las cadenas de bloques", tendrá lugar el 4 de diciembre, justo cuando las principales galerías y coleccionistas del mundo se reunirán en la mayor feria de arte contemporáneo de Estados Unidos, con más de US$3.000 millones en obras disponibles.

La tecnología de la cadena de bloques ha sido un tema candente en el mercado del arte debido a su potencial para terminar con el comercio poco transparente, y dar confianza a los coleccionistas que se preocupan por la compra de falsificaciones.

Startups como Verisart ya lo utilizan para registrar obras y rastrear su procedencia, verificando su autenticidad y propiedad. Otra empresa, Codex, está trabajando en una aplicación que permitirá a los postores de las subastas pagar con criptomonedas. Otros ofrecen la propiedad fraccionada de piezas de arte a través de acciones tokenizadas, lo que reduce los costos al prescindir de los intermediarios tradicionales.

La conferencia de Lindemann, uno de los al menos media docena de eventos relacionados con cadenas de bloques que se realizarán en torno a Art Basel, reunirá a gente del arte y la tecnología, incluyendo al gestor de fondos de cobertura Dan Loeb y al filántropo Nicholas Berggruen. La charla principal contará con Lindemann y Jim McKelvey, que ayudaron a fundar la empresa de pagos Square Inc. con Jack Dorsey.

Emmanuel Aidoo, director de la estrategia de registros distribuidos y cadenas de bloques de Credit Suisse Group AG, hablará sobre el negocio del arte y la tecnología con el marchand Marc Glimcher y Dan Long, cofundador y máximo ejecutivo de Artblx Inc, una plataforma de cadenas de bloques de arte.

Lisa Phillips, directora del New Museum of Contemporary Art, dirigirá una conversación sobre cómo las instituciones de arte ven la cadena de bloques, con panelistas como Stuart Comer, curador en el Museum of Modern Art, y los artistas Leo Villareal y Simon Denny.

Nuevo Mundo

Lindemann, propietario de la galería de arte Venus Over Manhattan en Nueva York, dijo que es inversionista en varias startups de cadenas de bloques, entre ellas Artblx, que predice que la tecnología trastornará al mundo del arte y creará uno nuevo.

"La cadena de bloques cambiará completamente el mercado", dijo Lindemann. "Si esto funciona, podemos ver millones de participantes más".

Aún hay muchos obstáculos.

Una cadena de bloques es tan confiable como los datos que la componen, dijo la conferencista Nanne Dekking, fundadora y máxima ejecutiva de Artory. "No mejora la información y sólo debe ser usada en un registro público por socios de confianza".

Christie’s utilizó Artory Registry para su subasta nocturna el 13 de noviembre, cuando "Chop Suey" de Edward Hopper se vendió por US$91,9 millones y se convirtió en la obra de arte más cara registrada en una cadena de bloques.

Se puede reducir la preocupación por la veracidad de las obras si los artistas vivos las firman criptográficamente, dijo Dekking, creando un registro inmutable con fecha y hora en la cadena de bloques. Superar las diferencias culturales fundamentales entre el mundo del arte y el mundo de la tecnología será otro desafío.

"Es un mal matrimonio", dijo Lindemann, quien buscará cerrar la brecha enfocándose en algo que ambos comparten: la creatividad.

La conferencia abordará cómo la tecnología de las cadenas de bloques puede influir en el proceso de creación artística. Kenny Scharf, que se destacó como artista callejero en los años 80 junto con Basquiat y Keith Haring, estará presente en la creación de una obra original compuesta por más de 100 piezas.

"Todos los asistentes recibirán una pieza", dijo Lindemann. "Es una metáfora de la cadena de bloques: Está destinada a ser compartida".