lunes 26 de julio de 2021
BLOOMBERG
22-07-2021 21:31

Multimillonarios chinos impulsan carrera espacial del Gobierno

Ahora que Jeff Bezos y Richard Branson viajaron al espacio, resulta casi seguro que otros multimillonarios intentarán seguir su ejemplo. Los ultrarricos de China también buscan aventuras y oportunidades comerciales en los cielos, sin embargo, prefieren mantener los pies firmes en la tierra.

22-07-2021 21:31

Ahora que Jeff Bezos y Richard Branson viajaron al espacio, resulta casi seguro que otros multimillonarios intentarán seguir su ejemplo. Los ultrarricos de China también buscan aventuras y oportunidades comerciales en los cielos, sin embargo, prefieren mantener los pies firmes en la tierra.

Los magnates chinos se están alejando del turismo espacial y del tipo de exploración que Elon Musk está llevando a cabo aún más lejos para, en su lugar, centrarse en negocios como la fabricación de satélites y el lanzamiento de cohetes que apoyan las ambiciones de China en el espacio.

“Al Gobierno le gusta obtener el crédito de los logros en el espacio”, dijo Lincoln Hines, profesor asistente y experto en China en el U.S. Air War College en Montgomery, Alabama. “El Gobierno quiere ver al sector privado como un complemento del Estado, cumpliendo un rol muy específico”.

China, que ocupa el segundo lugar después de Estados Unidos como fábrica de los 500 principales multimillonarios del mundo, tiene muchas personas adineradas que buscan participar.

En febrero, Zhejiang Geely Holding Group Co. de Li Shufu anunció que recibió una licencia para fabricar satélites, con una capacidad anual de más de 500 en sus instalaciones en el este de China. Shunwei Capital, respaldada por el cofundador multimillonario de Xiaomi Corp. Lei Jun, ha invertido en empresas como el productor de satélites Galaxy Space. El promotor inmobiliario Country Garden Holdings Co., controlado por la mujer más rica de China, Yang Huiyan, dirigió en 2019 una ronda de recaudación de fondos para la startup de lanzamiento de cohetes Land Space Technology Corp.

Cuando se trata de satélites y lanzamientos de cohetes, “China ha reconocido la utilidad de aprovechar el sector privado”, dijo Rajeswari Pillai Rajagopalan, director de la Iniciativa de Política Nuclear y Espacial de la Observer Research Foundation en Nueva Delhi.

Sus ambiciones, por grandiosas que sean, contrastan con las temerarias hazañas que acaparan los titulares de personas como Bezos, Branson y Jared Isaacman, el fundador de Shift4 Payments Inc. que está reservado para orbitar la Tierra en una nave fabricada por Space Exploration Technologies Corp. También Musk ha hablado sobre su deseo de viajar a Marte, pero aún no se ha comprometido con una fecha para su primer viaje espacial.

En China, con el Gobierno del presidente Xi Jinping apuntando a personajes de alto perfil como el expresidente de Alibaba Group Holding Ltd., Jack Ma, los multimillonarios optan por mostrarse más cautelosos a la hora de eclipsar al Estado por unos minutos de ingravidez.

“El Partido quiere recordarles a estos multimillonarios quién está realmente a cargo”, dijo Hines. “No creo que haya ningún líder carismático importante de ninguna de estas empresas espaciales chinas”.

En mayo, China aterrizó un rover en Marte y el mes pasado envió astronautas a trabajar en su estación espacial en construcción. Los planes futuros incluyen el establecimiento de una estación de investigación en la luna. Los astronautas chinos nunca han visitado la Estación Espacial Internacional, en tanto que una política estadounidense promulgada por primera vez en 2011 prohíbe la mayor parte de los contactos entre la NASA y sus homólogos chinos.

China tiene ahora más de 150 empresas enfocadas en todo, desde vehículos de lanzamiento y satélites hasta estaciones terrestres y aplicaciones posteriores, según Masayasu Ishida, director con sede en Tokio de Kearney y director ejecutivo de la Fundación Spacetide, una organización sin fines de lucro que organiza conferencias centradas en negocios espaciales.

Las nuevas empresas chinas pueden contar con un generoso apoyo financiero. El año pasado, las compañías espaciales comerciales del país atrajeron US$1.500 millones en inversiones, frente a US$800 millones en 2019, señaló Ishida. Dado que los Gobiernos, incluidos los de las provincias, representan la mitad del total, espera que el impulso continúe.

“La industria espacial china aún se encuentra en una etapa inicial”, dijo Ishida. “En el futuro, hay posibilidades de que los actores de la industria no espacial participen”.

Por ahora, los ambiciosos planes espaciales de Li de Geely están retrasados. La compañía dijo en febrero que lanzaría satélites en la primera mitad de 2021, pero desde entonces no ha hecho ningún anuncio sobre ellos. Un portavoz de Geely se negó a comentar.

Es solo cuestión de tiempo antes de que más magnates chinos se muevan para desarrollar sus negocios espaciales, dijo Blaine Curcio, fundador de Orbital Gateway Consulting, una firma de investigación con sede en Hong Kong que se enfoca en las telecomunicaciones espaciales y satelitales.

En esta Nota