martes 03 de agosto de 2021
BLOOMBERG Cuando el Covid-19 sea pieza de museo
29-06-2021 22:21

Los museos del mundo están trabajando en cómo recordar la pandemia

Conmemorar una pandemia que aún no ha terminado puede parecer una idea extraña. Pero en todo el mundo, los museos están comenzando a recopilar y exhibir artefactos que reflejan las experiencias del covid-19. A medida que preservan el aquí y ahora para futuras audiencias, algunos también ofrecen la oportunidad de contemplarlo en algo cercano al tiempo real.

29-06-2021 22:21

Conmemorar una pandemia que aún no ha terminado puede parecer una idea extraña. Pero en todo el mundo, los museos están comenzando a recopilar y exhibir artefactos que reflejan las experiencias del covid-19. A medida que preservan el aquí y ahora para futuras audiencias, algunos también ofrecen la oportunidad de contemplarlo en algo cercano al tiempo real.

Los enfoques difieren entre las colecciones, pero ciertos temas se repiten: el aislamiento social, el replanteamiento de las relaciones y el tipo de parafernalia médica que desde hace aproximadamente un año y medio, de repente, se convirtió en algo común.

El Museo Nacional de Singapur (NMS, por sus siglas en inglés), es uno de los pocos lugares donde se realiza una exposición física (la ciudad china de Wuhan, epicentro original de la pandemia, es otro). “Sabíamos que si no lo empezábamos ahora, perderíamos tiempo”, dijo el principal curador de NMS, Daniel Tham.

La exposición Picturing the Pandemic presenta 272 fotografías encargadas, un cortometraje y artefactos relacionados con el covid, como el vial de la primera vacuna administrada en la ciudad.

El espacio oscurecido de la galería se percibe contemplativo y la exposición se centra en la experiencia de la comunidad. Las imágenes muestran al personal de correos en el trabajo, a los residentes ancianos solos en casa y a los trabajadores migrantes aislados en un crucero después de recuperarse del virus.

En Austria, donde los contagios diarios de covid cayeron recientemente por debajo de los tres dígitos, el Museo de Viena ha comenzado una exhibición en línea de su colección de coronavirus.

Se seleccionaron más de 200 objetos y 200 fotos de entre miles de artefactos presentados por miembros del público, cada uno de los cuales muestra un aspecto de cómo la crisis afectó a Viena. Estos incluyen máscaras cosidas a mano durante la escasez del primer confinamiento en Viena y tarjetas de prepago que permitieron a los clientes apoyar a sus cafés locales. Un diccionario de términos relacionados con el virus creado por un residente de Ucrania refleja la población multicultural de la ciudad y cómo ha evolucionado el idioma a través de la pandemia.

El proceso de recolección en sí cuenta una historia de la creciente fatiga de la ciudad en el transcurso de sucesivos cierres. “Desde noviembre, la gente ya no está tan fascinada por documentar la nueva vida cotidiana, porque las cosas se volvieron normales”, dijo la curadora Martina Nussbaumer.

Si bien el Museo de Viena reabre el 1 de julio, todavía no hay un plan para una exposición covid dado el efecto generalizado que tuvo la pandemia en la vida y la naturaleza cotidiana de los artículos recolectados, Nussbaumer dice que no está segura de quién querría visitarla todavía.

“Como museo de historia, tenemos la impresión de que se necesita cierta distancia para evaluar, para buscar una especie de equilibrio”, indicó.

Los curadores también están pensando desde ahora en la audiencia futura del Museo Smithsonian de Historia Estadounidense en Washington, D.C. Es posible que algunos artefactos se incluyan en una exposición más amplia llamada “In Sickness and In Health”, prevista para 2023.

“Siempre iniciamos una colección con la vista puesta en el futuro”, dijo Alexandra Lord, presidenta de la División de Medicina y Ciencia del museo. “Dentro de cien años, los investigadores y visitantes querrán comprender cómo las personas experimentaron la pandemia”.

El Smithsonian actualmente busca objetos entre miembros del público, organizaciones, empresas y grupos comunitarios. Los artículos donados incluyen máscaras decoradas con eslóganes, un símbolo de las protestas que estallaron en Estados Unidos durante la pandemia, y un modelo 3D del virus donado por Anthony Fauci, el principal médico de enfermedades infecciosas del Gobierno de EE.UU.

Intentar curar una exposición sin el beneficio de la retrospectiva ha hecho que el proyecto covid sea difícil para Lord, quien tiene 15 años de experiencia como defensora de la historia pública.

“A menudo, cuando recolectamos, lo hacemos realmente a distancia. Pero esta es una historia muy personal para todos nosotros”, dijo.

Las donaciones también suelen ser muy personales.

“A veces, la gente está luchando con la muerte de un familiar y, a veces, la gente está luchando con algo que es más difícil de cuantificar”, señaló Lord. “Es solo una infelicidad y la sensación de estar atrapado”.

Nussbaumer señaló que los museos nunca pueden resumir la totalidad de un evento como la pandemia.

“Lo que significa perder a un familiar, lo que significa perder un trabajo, lo que significa cuando no puedes desempeñarte durante meses o tener un ingreso, difícilmente pueden los objetos reflejar eso”, dijo Nussbaumer.