sábado 14 de diciembre de 2019 | Suscribite
BLOOMBERG /
viernes 4 enero, 2019

Otra crisis bancaria pone en jaque a los populistas de Italia

Ls líderes populistas de Italia ridiculizaban a los bancos, pero en el poder podrían salvar a una entidad en problemas tal como los gobiernos anteriores.

John Follain

Matteo Salvini Foto: Bloomberg
viernes 4 enero, 2019

Antes de llegar al poder, los líderes populistas de Italia ridiculizaban a los bancos y se pintaban como los defensores de la gente común. Pero ahora que son Gobierno y una entidad de préstamo italiana está en problemas, puede que evalúen tirarle dinero de los contribuyentes al problema… tal como hacía el Gobierno anterior.

El Banco Central Europeo puso a Banca Carige SpA bajo administración temporaria esta semana, con lo cual cedió su autoridad de intervención por primera vez y les dejó las consecuencias políticas a los viceprimeros ministros Luigi Di Maio y Matteo Salvini (foto)

Con unos 25.000 millones de euros (US$29.000 millones) en activos, Carige no plantea una amenaza sistémica en sí, y Di Maio, líder del movimiento Cinco Estrellas, y Salvini, de la Liga antiinmigración, no quieren que se los vea ayudando a una industria a la que caracterizaron como explotadora del italiano promedio. Pero tampoco se pueden permitir salir en la foto si Carige, con sede en Génova, colapsa y deja a pie a los depositantes y los acreedores.

“No queremos otra crisis bancaria ni pondremos un euro de fondos públicos en los bancos”, dijo el primer ministro, Giuseppe Conte, en reuniones con inversores de Carige a fines de diciembre, según una cita del diario Corriere della Sera. Alguien tiene que ceder.

El Gobierno está tratando de encontrar un banco más grande que intervenga para adquirir Carige a un precio nominal, según notas de la prensa italiana publicadas el jueves.

Pero incluso así, probablemente necesite poner fondos públicos para cerrar el trato, de acuerdo con Jacopo Ceccatelli, máximo ejecutivo de Marzotto SIM SpA, una agencia de bolsa con sede en Milán. El órgano de gestión de préstamos incobrables de Italia, SGA, podría quedarse con “gran parte” de los aproximadamente 3.700 millones de euros (US$4.200 millones) de Carige en préstamos incobrables y dudosos, informó Il Messaggero este viernes, sin decir quién aportó la información. Las negociaciones entre SGA y los administradores del banco están “avanzadas”, según el periódico.

Carige quedó bajo administración luego de que un plan para vender 400 millones de euros en acciones fue bloqueado por Malacalza Investimenti, el principal accionista de la entidad de préstamo. Eso echó por tierra su intento de solucionar una escasez crónica de capital y atender las exigencias del BCE de mejorar su balance.

La preocupación por el capital y los conflictos en la administración hicieron que las acciones de Carige se desplomasen hasta llegar a una fracción de centavo mucho antes de que se las suspendiera esta semana. El BCE evaluará qué parte de un bono subordinado de 320 millones de euros, vendido recientemente a un fondo de rescate de la industria bancaria italiana, se puede convertir en acciones para aumentar el capital del banco, según Il Messaggero.

“El Gobierno quiere poder decir que defendió los derechos de los depositarios y los pequeños ahorristas y que no hizo que los contribuyentes pusieran dinero”, dijo Ceccatelli. “Pero al final, probablemente la solución involucre a representantes del Gobierno”.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4843

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.