martes 31 de enero de 2023
BLOOMBERG CRISIS EN FRANCIA

Los planes de Emmanuel Macron generan preocupación entre los inversionistas

La larga lista de riesgos para los inversionistas globales en la zona euro sigue creciendo, ahora que Francia imita a Italia al poner sus intereses de gasto por encima de las normas presupuestarias de la Unión Europea.

11-12-2018 22:01

La larga lista de riesgos para los inversionistas globales en la zona euro sigue creciendo, ahora que Francia imita a Italia al poner sus intereses de gasto por encima de las normas presupuestarias de la Unión Europea.

El rendimiento adicional que buscan los operadores para mantener los bonos franceses a 10 años por sobre los alemanes, llegó el martes a su punto más alto desde las elecciones de 2017, luego de que el presidente Emmanuel Macron respondiera a las protestas populares anunciando una serie de medidas de gasto y recortes tributarios. El ministro de Presupuesto, Gerald Darmanin, declaró que las medidas provocarían un aumento pronunciado del déficit para el próximo año, del 2,8 previsto originalmente a 3,4 por ciento.

Los planes de Francia infringirían las reglas de la Unión Europea, al igual que lo han hecho los italianos, de modo que ambos quedan en conflicto con Bruselas. Los rendimientos de los bonos italianos aumentaron este año, después de que la nación definiera un objetivo de déficit del 2,4 por ciento del producto interno bruto. Sin embargo, es probable que el impacto en los valores franceses sea menor que en Italia, dado que la nación tiene una relación deuda-PIB del 99 por ciento, en comparación con el 130 por ciento de los italianos.

La disputa llega en un mal momento para los mercados de deuda de Europa, ya que el Banco Central Europeo se está preparando para poner fin al estímulo de compra de bonos que ayudó a contener los rendimientos, en un esfuerzo por ayudar a la región a recuperarse de la crisis de deuda soberana de la década pasada.

El margen de los rendimientos franceses se ha ampliado hasta ocho puntos básicos este mes. La medida comparable en Italia se ha mantenido constante en el mismo período, alrededor de los 288 puntos básicos, y el gobierno populista de Roma intenta revisar sus objetivos fiscales, como concesión simbólica a la UE.