Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
jueves 21 de noviembre de 2019 | Suscribite
BLOOMBERG /
viernes 18 enero, 2019

Recortes de Tesla la convierten en una empresa común

Hace poco más de una semana, Elon Musk publicó un tuit sobre autos voladores. El viernes, hizo algo mucho más común para un ejecutivo de la industria automotriz: anunció despidos.

Galería de imágenes

Liam Denning


Fotogalería
Incredible Foto: Bloomberg
viernes 18 enero, 2019

Hace poco más de una semana, Elon Musk publicó un tuit sobre autos voladores. El viernes, hizo algo mucho más común para un ejecutivo de la industria automotriz: anunció despidos.

Tesla Inc. va a recortar 7 por ciento de su personal de tiempo completo. Esta decisión subsigue la reducción de personal de 9 por ciento del año pasado. Sorprendentemente, a pesar de los recortes, Musk indicó en su última actualización que la nómina se había expandido en un 30 por ciento el año pasado. Cerró el 2017 con aproximadamente 37.500 empleados y el director ejecutivo tuiteó una cifra actualizada de 45.000 en octubre pasado. Así, los últimos recortes deberían afectar a un rango entre 3.000 y 3.500 personas.

Lo inusual es que también se supone que Tesla se está expandiendo a una velocidad acelerada. Entre los proyectos figuran la apertura de una nueva fábrica en China (que también ha sido tema central en muchos tuits a inicios de este mes), una camioneta, un camión, el Modelo Y y, no podemos olvidar mencionarlos, los tejados solares. Además, el propio Musk escribe lo siguiente: “Tesla tendrá que hacer estos recortes a la vez que aumenta la producción del Modelo 3 y que realiza varias mejoras a la ingeniería de fabricación en los próximos meses”.

Cuando General Motors Co. anunció recortes generalizados hace un par de meses, sorprendentemente las acciones subieron. En realidad, los inversionistas en acciones automotriz son un triste grupo; décadas de ciclos tortuosos los han endurecido y juzgan a las compañías principalmente por qué tan rápido la gerencia acepta la austeridad de su realidad. Adicional, General Motors se cotiza apenas 6 veces por encima de las ganancias bajo principios de contabilidad generalmente aceptados. Tesla, sin embargo, se cotiza unas 133 veces por encima de estas ganancias. Por consiguiente, sus acciones cayeron cerca de 7 por ciento el viernes en la sesión pre-comercialización.

Esto no tiene nada que ver con las preocupaciones sobre las ganancias. Musk escribió que “los resultados preliminares no auditados” indicaban que Tesla generó una ganancia bajo principios de contabilidad generalmente aceptados en el cuarto trimestre 2018, pero que fue menor que el margen de 4 por ciento del trimestre anterior. En cualquier caso, los pronósticos de consenso insinúan un margen de 3 por ciento.

El problema es la discordancia. Cuando Tesla reportó resultados trimestrales inesperadamente sólidos en noviembre, permitió a muchos calmarse sobre la debacle del “financiamiento garantizado”. No obstante, permanecen las dudas sobre la sostenibilidad de este desempeño, dado que Tesla vendió una gran parte de los créditos de emisión y estaba vendiendo versiones del Modelo 3 de especificaciones más altas y de mayor precio. Por otra parte, los gastos operativos de Tesla no tuvieron gran movimiento a pesar de un enorme aumento de las entregas de vehículos.

Para un alcista de Tesla, ese trimestre representó el punto de giro cuando las economías de escala de la producción del Modelo 3 irrumpieron. Aunque según el anuncio del viernes se trata de un trabajo en progreso. Para el trimestre actual Musk espera que una mayor venta de Modelos 3s de lujo en Europa y Asia genere, “con algo de suerte”, una “minúscula ganancia”. El Modelo 3 de US$35.000, objeto de burlas hace aproximadamente tres años, continúa siendo un objeto escurridizo ya que Musk ha sugerido que por temprano saldrá al mercado en el segundo semestre de este año (escribió que la necesidad de contar con “variaciones de menor precio” aumentaría si los incentivos tributarios -que cayeron a inicios de enero- han caído aún más en julio y a finales de año). La reciente decisión de Tesla frente a los recortes de precios también recorta la historia del crecimiento ilimitado.

Para que Tesla cumpla con el impactante crecimiento que se requiere para justificar su valoración, sus gastos y las inversiones de capital deberían ir en aumento. Es loable buscar ser más eficiente. El problema para los alcistas de Tesla es que los grandes recortes de personal es lo que hacen las compañías comunes de vehículos.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4820

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.