lunes 25 de octubre de 2021
BLOOMBERG CLIMA EXTREMO
12-01-2021 03:04
12-01-2021 03:04

Vórtice polar amenaza con fuertes olas de frío en EEUU y Europa

En lo alto de la atmósfera sobre el Polo Norte, un aumento en las temperaturas pronto podría enviar olas de frío que se propagarán por el hemisferio norte.

12-01-2021 03:04

En lo alto de la atmósfera sobre el Polo Norte, un aumento en las temperaturas pronto podría enviar olas de frío que se propagarán por el hemisferio norte.

Las ráfagas gélidas que amenazan con recorrer América del Norte, Europa y Asia a partir de fines de enero son del mismo patrón climático que desencadenó la ola de frío de 2014 conocida como vórtice polar, que hizo descender las temperaturas en Chicago a menos 27 ºC.

Es común que durante el invierno el aire helado baje desde el ártico. Pero el frío se mantuvo en el Polo Norte en la temporada 2019-2020. Ahora, después de un paréntesis de casi dos años, el invierno por fin amenaza con regresar.

“Realmente se está preparando un período emocionante para el frío y la nieve”, dijo Todd Crawford, meteorólogo principal de Weather Co., una empresa de IBM.

Para ser claros, los meteorólogos no esperan que el frío sea tan brutal como durante el vórtice polar de 2014, que fue un ejemplo extremo del clima ártico que bajó al sur. Pero no hay duda de que se sentirá como el invierno.

El frío ya ha caído sobre Europa del Este y China, elevando los precios del gas en España y del gas natural licuado en Asia a máximos históricos. La temperatura en París ha sido 3,5 grados inferior de lo normal y 6,9 grados en Madrid, mientras que las temperaturas de Pekín cayeron el jueves a un mínimo histórico de menos 9, dijo Tyler Roys, meteorólogo de AccuWeather Inc.

Vórtice polar amenaza con fuertes olas de frío en EEUU y Europa
Las ráfagas gélidas que amenazan con recorrer América del Norte, Europa y Asia a partir de fines de enero son del mismo patrón climático que desencadenó la ola de frío de 2014 conocida como vórtice polar, que hizo descender las temperaturas en Chicago a menos 27 ºC.

Se espera que las temperaturas en Europa se eleven ligeramente esta semana antes de que el frío vuelva al continente. Una ráfaga helada el 16 de enero implicará el tercer mayor número de días-grado de calentamiento en 40 años, según Maxar Technologies Inc.

El vórtice de hace siete años mantuvo a los compradores en el interior, suspendió vuelos y dificultó a los transportistas completar los pedidos de productos. Este año, la pandemia ya ha obstaculizado los viajes y las compras en las tiendas. Las tormentas de nieve, sin embargo, podrían ser una pesadilla para los servicios de entrega.

Técnicamente, el vórtice polar se refiere a una banda de vientos que rodean el ártico y mantienen el frío encerrado en el extremo norte. Pero con ese aumento de temperatura, conocido como calentamiento estratosférico repentino, la banda puede ceder, permitiendo que el aire helado se dirija hacia el sur.

Eso podría implicar olas de frío en cualquier parte del hemisferio norte, aunque este año es probable que terminen en Estados Unidos, según Ryan Truchelut, presidente de Weather Tiger LCC. Será un gran cambio para EE.UU., donde, hasta hora, el invierno no ha sido tan frío. En Nueva York, las lecturas de enero se han ubicado 5,1 grados por encima de lo normal hasta el jueves, y en Chicago la temperatura ha sido 7,2 grados más cálida durante el mes.

Aun así, no hay garantía de que suceda. Si bien un calentamiento estratosférico repentino generalmente conduce a una ola de clima helado, a veces el mecanismo de los engranajes en la atmósfera no funciona.