26th de February de 2021
BLOOMBERG Bolsa de Valores
15-12-2020 16:00

Wall Street enfrenta posible competencia de grandes tecnológicas

Amazon.com, Facebook Inc., Walmart Inc. y otros gigantes corporativos pronto podrían retar a Wall Street por su dinero, ahora que un regulador clave de EE.UU. allana el camino para que entidades no bancarias ingresen a los préstamos.

Jesse Hamilton
15-12-2020 16:00

Amazon.com, Facebook Inc., Walmart Inc. y otros gigantes corporativos pronto podrían retar a Wall Street por su dinero, ahora que un regulador clave de EE.UU. allana el camino para que entidades no bancarias ingresen a los préstamos.

Federal Deposit Insurance Corp. (FDIC) aprobó el martes una regla final que rige a las llamadas compañías de préstamos industriales (ILC, por sus siglas en inglés), la cual permitirá a las principales empresas buscar cartas bancarias mientras escapan a las demandas de capital y liquidez a las que se enfrentan las firmas financieras dedicadas.

La medida “proporcionará transparencia a los participantes del mercado con respecto a las expectativas mínimas de la FDIC para las empresas matrices de bancos industriales”, dijo la presidente del organismo, Jelena McWilliams. La nueva regla formaliza años de práctica de la agencia con las licencias ILC, que se crearon para permitir que las empresas comerciales otorguen pequeños préstamos a los trabajadores, pero se han convertido en una puerta trasera a la banca a gran escala.

Europa analiza multa de 10% sobre ventas de grandes tecnológicas

La propuesta publicada a principios de este año provocó alarma en la industria bancaria sobre la posibilidad de competencia contra compañías masivas que podrían aprovechar sus enormes bases de clientes y garantizar el tráfico de consumidores para ganar puntos de apoyo significativos en la banca. Además, podrían ofrecer a esos clientes servicios financieros respaldados por el gobierno, incluidas las protecciones de depósitos de la FDIC, con menos demandas regulatorias.

Los banqueros, en una alianza inusual con legisladores demócratas y grupos de consumidores, han pedido un alto en la aprobación de nuevos estatutos hasta que el Congreso cierre una brecha que permite lo que ven como una ventaja injusta.

Aprobación condicional

La FDIC aprobó dos ILC a principios de este año, cuando otorgó la aprobación del seguro de depósito condicional para la firma de pagos móviles Square Inc. y el banco Nelnet Inc. No obstante, un esfuerzo del minorista japonés en línea Rakuten Inc. de establecer su propio banco es visto como un caso de prueba importante para que una empresa no financiera rompa la barrera tradicional entre la banca y el comercio.

“Si la FDIC aprueba la solicitud de Rakuten, sentará un precedente para que cualquier otra gran tecnológica (Amazon, Facebook, Google, etc.) ingrese a la banca a través de un estatuto de ILC sin supervisión consolidada”, escribió en una publicación de blog el mes pasado el Instituto de Políticas Bancarias, un grupo de lobby de la industria con sede en Washington.

FDIC EE.UU
Oficinas de la Corporación Federal de Seguro de Depósitos, localizada en Washington

La FDIC dijo en un aviso de norma publicado el martes que la agencia está obligada a implementar la ley federal tal como existe hoy, citando una mayor urgencia para aclarar el proceso de solicitud a medida que más compañías expresan interés en buscar cartas.

“Si las empresas comerciales deben seguir siendo capaces de poseer bancos industriales es una decisión de política que debe tomar el Congreso”, dijo la agencia en su aviso.

Gigantes industriales

Las compañías de préstamos industriales han existido desde principios del siglo XX, y se utilizaron inicialmente para proporcionar crédito a los trabajadores que no reciben servicios de los bancos comerciales. Se convirtieron en un uso más amplio como brazos de financiamiento de gigantes industriales como General Motors y General Electric, y otros minoristas, incluido Target Corp.

El crecimiento de ILC explotó después de que el Congreso en 1987 las eximiera de la definición de “banco” en virtud de la Ley de Sociedades Bancarias, liberando a las empresas de las restricciones comerciales que enfrentan los prestamistas tradicionales y la supervisión de la Reserva Federal. Ese crecimiento se ha revertido desde 2007, cuando la FDIC impuso una moratoria para considerar nuevas solicitudes en respuesta a la oposición de los banqueros a la oferta de Walmart.

La Ley Dodd-Frank cerró la ventana a las solicitudes de ILC durante tres años hasta 2013. Desde 2017, los reguladores bancarios nombrados por el presidente Donald Trump a menudo han sido más receptivos a derribar el muro entre la banca y el comercio. GM, que vendió su ILC en 2006, es una de las empresas interesadas en obtener una nueva carta bancaria, informó el mes pasado el Wall Street Journal.

Advertencia de un senador

Después de que Square y Nelnet fueran autorizadas para la banca mediante ILC este año, el senador Sherrod Brown de Ohio invocó la crisis financiera de 2008 que dio auge a Dodd-Frank y advirtió sobre la posible amenaza.

“Justo antes de la última crisis, los reguladores destruyeron las reglas financieras e incluso consideraron la posibilidad de que megacorporaciones como Walmart poseyeran bancos, y aquí vamos nuevamente”, dijo Brown, el principal demócrata del Comité Bancario del Senado.

La FDIC dijo que podrá considerar el impacto potencial de cada solicitante en los objetivos de las agencias para mantener los servicios bancarios competitivos, seguros y sólidos. La agencia también dijo que los solicitantes tendrán que aceptar exámenes e informes anuales, y asegurarse de que apoyarán financieramente al banco si es necesario.

Sherrod Brown Senador EE.UU
El senador por el Partido Demócrata estadounidense, Sherrod Brown

Las aprobaciones de ILC de la FDIC y el regulador bancario de Utah dejan a Square Financial Services “en una posición única para construir un puente entre el sistema financiero y los marginados”, dijo un funcionario de la compañía en marzo. Ese argumento a favor de una mayor accesibilidad es un punto central para aquellos que favorecen las nuevas ILC.

“Los defensores sostienen que la apertura del sistema bancario a las empresas tecnológicas y minoristas mejorará la inclusión financiera en las comunidades marginadas, pero la evidencia de esa afirmación es bastante limitada”, asegura Jeremy Kress, un exabogado de la Fed que ahora enseña en la Escuela de Negocios Ross de la Universidad de Michigan. “Un Banco de Walmart o Banco de Amazon podría atraer fácilmente billones de dólares en depósitos, lo que aumentaría la concentración y los riesgos sistémicos en el sector financiero”.

Prepárese ahora para una economía sobrecargada en 2021

Los opositores reconocen que su mejor opción podría ser lograr que el Congreso intervenga nuevamente y cierre el proceso de ILC.

La FDIC está “violando la regla fundamental establecida hace casi 70 años de que la banca y el comercio deberían permanecer separados”, afirma Steve Hall, director legal de Better Markets, un grupo con sede en Washington que aboga por reglas financieras más estrictas. “Esas combinaciones no se pueden supervisar adecuadamente, plantean riesgos de inestabilidad e incluso pueden fomentar la competencia desleal”.