domingo 16 de mayo de 2021
BLOOMBERG Ecología
24-06-2020 22:00

Cambio climático: hasta el papel higiénico tiene la culpa

Por la pandemia, la gente pasa mucho más tiempo en casa y consume más papel higiénico. Eso podría ser perjudicial para el medio ambiente.

24-06-2020 22:00

Ahora que los estadounidenses pasan mucho más tiempo en casa, gastan más dinero en papel higiénico suave. Eso podría ser perjudicial para el medio ambiente.

Ese tipo de papel higiénico delicado que se acabó en los supermercados al principio de la pandemia utiliza material que proviene principalmente de la tala indiscriminada de bosques, según el Consejo para la Defensa de Recursos Naturales (NRDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos. Las oficinas, por otro lado, tienden a utilizar fibras recicladas en su papel higiénico, señaló el grupo.

“El efecto secundario de una crisis no debería exacerbar otra”, dijo Shelley Vinyard, experta en medio ambiente del NRDC, que el miércoles dio a conocer un informe sobre el impacto climático del papel higiénico.

“No hay una razón real por la que el papel higiénico de oficina deba fabricarse con material reciclado y el de consumo minorista tenga que fabricarse con fibra virgen”.

Casi 60% del papel higiénico de los hogares en EE.UU. proviene del llamado material virgen, que se saca de los bosques del norte de Canadá. Durante años, el NRDC ha puesto de relieve el impacto del papel higiénico que utiliza material no reciclado.

En el último estudio, el grupo otorgó una calificación de sustentabilidad deficiente (F) a marcas de Procter & Gamble Co., Georgia-Pacific y Kimberly-Clark Corp. -los tres mayores fabricantes estadounidenses de papel higiénico- por el impacto ambiental de sus productos.

P&G dijo por correo electrónico que su popular marca Charmin “proviene de bosques gestionados de manera responsable”, y que al menos un árbol vuelve a crecer por cada uno que la compañía utiliza. Un representante de Georgia-Pacific se refirió a una declaración anterior que señalaba que la compañía está comprometida con la sostenibilidad y que Canadá, en particular, cuenta con regulaciones para ayudar a minimizar el riesgo de deforestación.

Kimberly-Clark se ha comprometido a reducir el uso de fibra de madera virgen de bosques naturales en sus productos de papel tisú en 50% para 2025, dijo Terry Balluck, portavoz de la compañía. “Entendemos el punto de vista del NRDC, y seguimos comprometidos con el diálogo continuo con ellos sobre los complejos desafíos expuestos en su informe”.

La gran dependencia de las fibras vírgenes está abriendo una “enorme caja de pandora” de emisiones de carbono, dijo Jennifer Skene, coautora del informe del NRDC junto con Vinyard.

La tala en la región de los bosques boreales canadienses, desde Yukón hasta Terranova, emite 26 millones de toneladas métricas cada año, una cantidad equivalente a las emisiones producidas por 5,5 millones de vehículos .

Como el papel higiénico sigue siendo uno de los sectores de más rápido crecimiento en la industria del papel, es probable que continúen las inversiones en fibras vírgenes en los próximos años, según el NRDC, con sede en Nueva York.