CIENCIA
UNIVERSO

"Burbuja de galaxias": de qué se trata el descubrimiento que sería un "resto fósil" del Big Bang

Ubicada a unos 820 millones de años luz de la Vía Láctea, esta estructura es como una "cáscara esférica con un corazón" y tiene un tamaño 10.000 veces más grande que nuestra galaxia.

 "burbuja de galaxias"
La "burbuja de galaxias", el descubrimiento de un grupo de científicos, es 10 mil veces más grande que nuestra galaxia | AFP/University of Hawaii

Un grupo de astrónomos descubrió la primera "burbuja de galaxias", una estructura extraordinaria unas 10.000 veces más grande que nuestra galaxia, cuyos orígenes remontan a los orígenes del universo hace casi 140.000 años, según un estudio publicado en el Astrophysical Journal.

Ubicada a unos 820 millones de años luz de la Vía Láctea, en el “universo cercano” –como lo llaman los astrónomos– esta estructura de 1.000 millones de años luz de diámetro es como una "cáscara esférica con un corazón", explicó a la AFP el investigador francés Daniel Pomarède, astrofísico y coautor del estudio, publicado esta semana.

El corazón de esta “cáscara” es el supercúmulo de galaxias de Bouvier, rodeado de un gran vacío y envuelto por otros supercúmulos y filamentos galácticos, como la gran muralla Sloan.

Pomarède dijo que el hallazgo se enmarca en "un proceso científico muy largo", ya que valida un fenómeno ya descrito en 1970 por el cosmólogo estadounidense y futuro Nobel de Física, Jim Peebles. 

Diez secretos de la galaxia más lejana 

Cómo se formó la “burbuja de galaxias”

El científico explica que en el universo primordial, constituido entonces por un plasma de partículas y luz, los procesos implicados producen ondas acústicas. Estas vibraciones crearán en el interior del plasma una especie de burbujas con materia en el centro.

El proceso se interrumpe 380.000 años después del Big bang, "congelando" la forma de estas burbujas. Luego irán creciendo, según la expansión del universo, como los "fósiles" de esas eras. 

El fenómeno, cuyo nombre era de Oscilaciones Acústicas Bariónicas (BAO), tuvo una prueba indirecta de su existencia en 2005, a partir de análisis estadísticos de catálogos de galaxias. 

La NASA halló moléculas orgánicas complejas dentro de una galaxia antigua 

El hallazgo de 'Ho'oleilana' "fue algo inesperado", dijo el astrofísico y coautor del estudio

En 2014, Richard Brent Tully, científico estadounidense del Instituto de Astronomía de Honolulu, descubrió junto a Pomarède el supercúmulo galáctico Laniakea –que quiere decir “cielo inmenso" en hawaiano– que contiene unas 100.000 galaxias, entre ellas nuestra Vía Láctea.

Ahora, el hallazgo de Ho'oleilana –que quiere decir "murmuraciones del despertar"– ocurrió de forma casual, a través de los estudios de Tully sobre los nuevos catálogos de galaxias. 

"Fue algo inesperado", dijo Pomarède, que estudiaba una cartografía de esta región del cielo "que era un poco una 'terra incógnita' para nosotros".

Los dos investigadores se pusieron después en contacto con el joven cosmólogo australiano Cullan Howlett, de la Universidad de Brisbane. Este tercer autor del estudio, experto en BAO y en análisis de grandes catálogos de galaxias, "determinó matemáticamente la estructura esférica que más se correspondía con los datos aportados". 

Esto permitió visualizar en tres dimensiones la forma de Ho'oleilana y la posición de los archipiélagos de galaxias que la componen. 

Esta información, señaló el científico, contribuye en un tema clave de cosmología: el valor de la constante de Hubble, que permite calcular los niveles de expansión del universo, que ve cómo las galaxias siguen alejándose unas de las otras, y una burbuja como Ho'oleilana continúa creciendo.

AG / Gi