lunes 26 de julio de 2021
CIENCIA DESTRUCCIÓN EN EL POLO NORTE
02-04-2021 02:17

Un asteroide caído hace 430 mil años en la Antártida hubiera exterminado a millones

Científicos hallaron partículas en la cima de la montaña Walnumfjellet que comprueban la impresionante colisión de un cuerpo celeste de al menos 100 metros de diámetro.

02-04-2021 02:17

Casi medio millón de años atrás, un asteroide de la longitud de un estadio de fútbol atravesó el Sistema Solar en un peligroso curso de colisión con la Tierra, llegando finalmente a un desierto helado y despoblado en el Polo Sur y dejando escombros en miles de kilómetros a la redonda.

La evidencia de ese asteroide, que se se estrelló sobre la Antártida hace 430.000 años, cuando los neandertales se extendían por Europa y los mamuts aún no se habían extinguido, fue obtenida por un grupo internacional de científicos dirigido por la Universidad de Kent, que publicó los resultados de su estudio en la revista científica Science Advances.

Oumuamua: según científicos, el "asteroide extraterrestre" podría ser el fragmento de un planeta

Los científicos dicen que las partículas encontradas en la cima de la montaña Walnumfjellet, en la Tierra de la Reina Maud, muestran que un cuerpo celeste de su tamaño, de al menos 100 metros de diámetro, podría haber resultado letal para millones de personas en la Tierra.

“En la Antártida, no hay mucho más cayendo en la cima de las montañas; está muy limpio, no hay actividad humana, no hay vegetación”, explicó el Dr. Matthias van Ginneken de la Universidad de Kent, autor principal de la investigación. "Así que todo el material que cae del espacio se conserva durante mucho tiempo".

"Si bien los eventos de aterrizaje pueden no amenazar la actividad humana si ocurren sobre la Antártida, si tuvieran lugar sobre un área densamente poblada, darían como resultado millones de víctimas y daños severos en distancias de hasta cientos de kilómetros", dijo Ginneken.

Qué tan probable es que un asteroide destruya la Tierra en 2022

Ese asteroide, por ejemplo, provocó una explosión similar a los incidentes de ocurridos en las localidades rusas de Tunguska (1908) y Chelyabinsk (2013). En el caso de 2013, un asteroide del tamaño de una casa explotó sobre la ciudad rusa rompiendo ventanas e hiriendo a más de 1.600 personas, y la onda expansiva fue tan potente que dio la vuelta al mundo en pocos minutos. 

La explosión del bólido caído en el Polo Sur liberó enormes masas de material meteorítico derretido y vaporizado que se asentaron gradualmente por toda la capa de hielo de la Antártida.

"Si una ciudad hubiera estado en el punto de mira del meteorito antártico más grande hace 430.000 años, habría sido destruida. La fuerza explosiva fue cuatro veces más poderosa que el estallido de meteorito de 1908 que arrasó los bosques cerca de Tunguska, Rusia, y miles de veces más fuerte que la bomba nuclear que detonó en Hiroshima, Japón".

Agua y materia orgánica en un asteroide: podría contener los "componentes básicos" de la vida

"Aunque podemos estar bastante seguros de que nuestros antepasados ​​no presenciaron esta explosión, seguramente habría asustado a muchos pingüinos. La explosión de asteroides o cometas de solo unas pocas decenas de metros de tamaño, a baja altitud, puede ser como explosiones nucleares, con energías medidas en megatoneladas ", explicó el coautor del estudio, el Dr. Matthew Genge, del Departamento de Ciencias e Ingeniería de la Tierra del Imperial College de Londres.

El oxígeno presente en las partículas halladas en la Antártida apunta al intenso calor generado por la explosión lo suficiente como para convertir el hielo gélido en vapor sobrecalentado, por lo que es sorprendente que un evento dejara tan pocos rastros, dijo el investigador.

Agregó que, a pesar de ser raros, tales eventos son más comunes que los que conducen a la formación de cráteres, y son los más difíciles de detectar, debido a la escasez de evidencia de tales eventos y las dificultades para identificarlos. partículas de impacto.

ds

En esta Nota