lunes 20 de enero de 2020 | Suscribite
COLUMNISTAS / OPINIÓN
martes 14 enero, 2020

Un aporte a los biocorredores porteños

La Universidad de Belgrano está desarrollando una reserva natural universitaria en la sede de sus facultades de Ciencias Exactas y Naturales, de Ingeniería y Tecnología Informática y de Ciencias de la Salud.

Eduardo Haene (*)

Imagen de carácter ilustrativo | Costanera Sur Foto: Cedoc Perfil

La Universidad de Belgrano está desarrollando una reserva natural universitaria en la sede de sus facultades de Ciencias Exactas y Naturales, de Ingeniería y Tecnología Informática y de Ciencias de la Salud, ubicada en Villanueva 1324, en el barrio porteño de Belgrano.

Su objetivo es contribuir a la conservación de la biodiversidad y al rescate y valorización de la vegetación autóctona de la región, en particular algunas plantas aromáticas y medicinales.

La urbanización provoca la fragmentación de los hábitats. Reducirla mediante la conexión es una solución interesante. De este modo surge el concepto de corredor, una matriz territorial o mosaico de usos de la tierra que conecta fragmentos de hábitat natural a través del paisaje.

En la ciudad se crearon dos reservas naturales urbanas en Costanera Sur y Costanera Norte-Ciudad Universitaria, y hay otras tres en formación. Además, empiezan a desarrollarse iniciativas aisladas de jardines con plantas nativas, mediante el enriquecimiento con flora autóctona de espacios verdes y tareas de restauración ambiental. Cuanta mayor sea la conexión entre estas reservas mediante biocorredores, mayor impacto podrá lograse en la conservación de la flora y fauna autóctonas.

La contaminación ambiental podría causar millones de muertes prematuras hasta 2050

El proyecto de biocorredores porteños de la Universidad de Belgrano se inició en marzo de 2018. Ya se presentó en encuentros con alumnos, expertos y funcionarios, por ejemplo en el ciclo Ciudad Resiliente del gobierno porteño y en el tercer encuentro de la Red de Viveros de Plantas Nativas.

Uno de los desafíos cumplidos fue realizar un diagnóstico participativo. Convocamos a 14 clubes de observadores de aves de la región metropolitana, que presentaron sus diagnósticos sobre los nodos de biodiversidad en los que concentran sus salidas, obteniendo un panorama de las principales fuentes de naturaleza de la ciudad.

(*) Investigador de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Belgrano

F.D.S./


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4880

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.