COLUMNISTAS
IMAGEN PRESIDENCIAL

¿Cuánto tiempo más llevará?

20240323_nivel_salario_registrado_partido_politico_gp_g
| G.P.

Para vincular el nivel y la orientación del voto con la situación de ingresos del hogar, como indicador proxi, en el gráfico de apertura se desagrega la intensidad de voto a cada fuerza mayoritaria, según el salario registrado promedio en los municipios, utilizando datos del Ministerio de Desarrollo Productivo, al momento de las PASO 2023.

Como se observa, Juntos por el Cambio compite con La Libertad Avanza en los municipios de mayor nivel salarial, mientras pierde mucha presencia en los estratos de menores ingresos, donde toma ventaja ostensible Unión por la Patria, ventaja manifiesta tanto sobre La Libertad Avanza como por sobre Juntos por el Cambio.

La gran novedad se registra en los municipios poblados de salarios medios bajos y medios vulnerables, donde el dominio de La Libertad Avanza es notable, incluso sobre Unión por la Patria.

Se trata de segmentos medios empobrecidos o vulnerables, cuyos ingresos apenas alcanzan o no logran duplicar el valor de la Línea de Pobreza para un hogar de cuatro miembros, que se transformaron en el bastión electoral de la opción libertaria y donde se concentra el mayor nivel de fuga de electores de las dos grandes coaliciones surgidas tras la crisis del año 2001.

Ya se van, se van para la B

Precisamente es sobre este segmento de votantes originales de La Libertad Avanza, el 30% que obtuvo en las PASO y primera ronda, poblado de segmentos medios y medios bajos donde el rigor del ajuste socioeconómico golpea con mucha fuerza.

El efecto que produce en términos de opinión pública que siempre llega con “delay” es el paulatino deshilachamiento de la imagen de Javier Milei sobre estos sectores sociales medios y medios bajos, de menor edad promedio y gran labilidad ideológica.

Segmentos con preferencias de voto anterior muy variada que incluyen a nuevos votantes sin preferencia anterior, pero también a votantes de Juntos por el Cambio e incluso a electores del Frente de Todos y más atrás del viejo Frente para la Victoria. Un verdadero ornitorrinco electoral.  

Es necesario acotar que la caída de imagen presidencial en su electorado original se compensa hoy con el apoyo del electorado de segmentos medios y medios altos que aportó Juntos por el Cambio y más precisamente el PRO en segunda ronda.

Se trata de electores de mayor edad promedio, con un plexo ideológico fuertemente antiperonista, que sostienen plenamente la imagen del presidente, aunque hoy, insistimos, ya observa un predominio aún leve de la evaluación negativa sobre la positiva, como se observa en el gráfico elaborado por la Consultora Proyección que dirigen Manuel Giorgetta y Santiago Zunino.

Esta paradoja de cambiar la base de apoyo a la figura presidencial ya sucedió en menor escala en las elecciones del año 1995 cuando Carlos Menem incorpora a la Unión de Centro Democrático que atenúa la fuga de segmentos medios y medios hacia la opción PAIS –y en menor medida la abstención– y le permite al PJ neoliberal obtener el 49,9% de los votos cuando en 1989 había obtenido el 47,5%.

Psycho Killer

Las continuidades de La Libertad Avanza y el Partido Justicialista neoliberal –o sea el Partido Justicialista que a grandes rasgos se materializa tras la muerte de Juan Domingo Perón en el año 1974 y la llegada de Néstor Carlos Kirchner en el año 2003– son notables.

Continuidades que no solo se patentizan en los apellidos de tíos, hijos y nietos, sino que también se replican en otra escala y otro ritmo, en los cambios en la base de representación social y electoral.

Finalmente, cuánto demorará en deteriorarse decisivamente la imagen de Javier Milei dependerá del rigor del ajuste y el impacto que este tenga fundamentalmente en segmentos medios y medios bajos, para que la percepción negativa avance.

Cuánto tiempo más llevará pasar del deshilachamiento al desmoronamiento de la popularidad del Presidente, no lo sabemos, pero, como señalamos en anteriores columnas, por la velocidad que imprime el Gobierno a la licuación de salarios, jubilaciones y otros ingresos fijos y el crecimiento exponencial del desempleo que aún no captó el Indec, no debiera demorarse mucho, crucemos los dedos, estimados lectores de PERFIL.

Música que escuché al escribir esta nota https://youtu.be/ruKvUQI0sK8 https://youtu.be/ruKvUQI0sK8

*Director de Consultora Equis.