viernes 03 de febrero de 2023
COLUMNISTAS Alianzas internacionales

Mitka: alternativa para Argentina

03-12-2022 23:55

En el Consejo Argentino de las Relaciones Internacionales (CARI) se realizó el 16 de noviembre –el último día de la cumbre anual del G20 realizada en Bali, Indonesia– una nueva reunión sobre el grupo Mitka. Esta sigla representa a cinco países medianos de este grupo internacional.

Dentro del G20 se encuentran los siete países del G7 (Estados Unidos, Japón, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y Canadá) que son los más desarrollados con sistema democrático liberal. Pero también forma parte el que reúne a las potencias emergentes con diversos sistemas políticos, reconocidos por la sigla Brics (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

Entre ambos grupos, en 2012 los países medianos (México, Indonesia, Corea del Sur, Turquía y Australia) constituyeron el grupo Mitka, que puede ser definido como “un grupo de concertación de políticas”.

Se trata de cinco países con características singulares en el escenario internacional. Australia y Corea del Sur son dos aliados de Estados Unidos en el Indopacífico. Indonesia es el país con mayor población de religión musulmana del mundo. Turquía es estratégicamente clave y el único miembro de la OTAN que hoy tiene diálogo con Rusia. México es el segundo país de América Latina por población y PBI, y pese a estar fuertemente integrado a los Estados Unidos en términos económicos, mantiene una política exterior independiente.

Participaron de la reunión realizada en el CARI –que ha organizado reuniones similares en 2014 y 2018– los embajadores de estos cinco países ante el gobierno argentino: Lilia Eugenia Rossbach Suárez, de México; Niniek Kun Naryatie, de Indonesia; Myung-soo Jang, de Corea del Sur; Sefik Vural Altay, de Turquía, y Noel Campbell, de Australia.

La representación pro tempore del grupo la tiene este año Turquía, y su embajador, al terminar la exposición sobre las características del grupo, dejó abierta la posibilidad de que Argentina se incorpore al mismo.

Una escalada peligrosa

La realidad es que el gobierno argentino, ya sea en la segunda presidencia de Cristina como en el período de Macri y ahora en el de Alberto Fernández, se ha mantenido al margen del Mitka, un grupo que por diversidad y por su desarrollo económico sería un ámbito internacional conveniente para la Argentina.

El actual gobierno –como lo hizo el de Cristina Kirchner– optó por los Brics como opción. Lo buscó sin conseguirlo, solicitando la intervención primero de Brasil y después de Rusia para lograr su incorporación. Este año formalizó el pedido para ser miembro. Cabe señalar que Argentina forma parte del Brics Plus, un conjunto de países en desarrollo que tienen una relación privilegiada con este grupo.

La administración Macri tomó distancia de los Brics como grupo, pero eludió incorporarse al Mitka, buscando una proximidad con el G7, que es una opción irreal para un país como Argentina.

Es muy difícil que un gobierno argentino como el de la administración Fernández-Fernández opte por el Mitka, cuando ha formalizado el pedido de incorporación a los Brics.

Pero si a fin del año próximo ganara la elección presidencial la actual oposición y no se hubiese resuelto la incorporación al Brics, el grupo de los países medianos sí pasaría a ser una opción.

Un gobierno de Juntos por el Cambio o Avanza Libertad buscaría tomar distancia de los Brics, temiendo que ello implicara condicionamientos políticos con China y Rusia.

Esta intención podría darse optando por integrar el Mitka, lo cual excluye formar parte del de las potencias emergentes.

Solo dos países del G20 no pertenecen a ninguno de los tres grupos: Arabia Saudita y Argentina. El primero no fue convocado al de los países medianos por tener un sistema político diferente. En el caso de Argentina, porque no demostró interés en pertenecer, situación que el país debería rever.

En concreto, Argentina no es un país desarrollado con democracia liberal, ni tampoco es una potencia emergente por su dimensión, pese a su ubicación geográfica. La realidad es que es un país mediano que puede ser interesante para el mundo, como sucede con los miembros del Mitka.

*Director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría.