jueves 24 de junio de 2021
CóRDOBA MAPA DE INSEGURIDAD
30-05-2021 00:39

La cuarentena 2020 le dio tregua al delito en la provincia de Córdoba

En menor nivel bajaron los homicidios. En mayor, los hurtos y robos. Se notó más durante los meses del aislamiento estricto. La violencia intrafamiliar, agudizada.

30-05-2021 00:39

Las tasas de delitos en la Provincia de Córdoba también estuvieron atravesadas por la pandemia en 2020. Lo demuestran las estadísticas de homicidios, hurtos y robos que dio a conocer el Observatorio de Estudios sobre Convivencia y Seguridad Ciudadana el viernes.

La escasa y nula circulación de personas a partir del 20 de marzo, cuando se dispuso por decreto el Aislamiento social, preventivo y obligatorio (Aspo) provocó la disminución de las tasas de los tres ítems mencionados y también en la cantidad de fallecimientos por siniestros viales, si se las compara con los números de 2019.

Pero, también, la permanencia por tiempos prolongados de las personas en los hogares con problemas de convivencia, agudizó la violencia intrafamiliar.

Son las conclusiones centrales del trabajo —en su séptima edición— que fue elaborado sobre datos aportados por la Policía de Córdoba y el Ministerio Público Fiscal.

Mientras en 2019 se registraron 122 asesinatos, el año pasado hubo 113, es decir nueve muertes violentas menos. Los hurtos denunciados —delitos contra la propiedad sin violencia a personas o cosas— fueron 26.386 el año pasado, contra 38.651 del año anterior. Y los robos denunciados —con violencia— en 2020 fueron 41.077 mientras que un año antes habían sido 62.753. 

Creció la violencia familiar. El informe también advierte que, al analizar los vínculos de víctimas e imputados en los homicidios se podrían llegar a la conclusión de que creció la violencia en el seno de las familias. “En el caso de las víctimas mujeres, el vínculo que prevalece es el de pareja o expareja alcanzando en el segundo semestre de 2020 un 50% del total de homicidios dolosos”, indica el informe.

“En relación con la cifra de víctimas hombres por parte de pareja o expareja, “en el segundo semestre de 2020 alcanza el mayor porcentaje desde la primera mitad de 2019. Lo mismo ocurre con aquellas víctimas hombres que tienen relación familiar con el imputado, de lo cual puede decirse que se ha producido un aumento de violencia en el seno familiar a nivel provincial durante 2020”, profundiza el estudio.

Apenas se inició el Aspo, se imaginó un escenario catastrófico en materia de violencia de género y familiar. Las cifras demuestran que los homicidios en estos contextos no crecieron abruptamente; por lo que cabe reflexionar respecto a la eficiente y oportuna decisión de las políticas públicas arbitradas desde el Ministerio de la Mujer.

Cuadro femicidios
VIOLENCIA FAMILIAR. En los homicidios donde las mujeres fueron víctimas, el año pasado la mitad de esos crímenes fueron cometidos por sus parejas o exparejas.

Homicidios. Es el fenómeno más autónomo e independiente de la cuarentena. Según el Observatorio, la raíz de la violencia letal en Córdoba continúa en los conflictos interpersonales o ataques a la propiedad; a diferencia de otros países de América Latina atravesados por guerras o fuertes conflictos políticos. En la provincia, hubo un leve descenso si se observa que en 2019 la tasa fue de 3,3 muertes cada 100 mil habitantes, mientras el año pasado, bajó a tres. El índice es mejor incluso que el nacional, que se ubica en cinco homicidios cada 100 mil habitantes y sustancialmente menor al de la provincia de Santa Fe —de características similares a Córdoba— donde la tasa creció a pesar de la cuarentena y se ubicó por encima de las 10 muertes violentas cada 100 mil habitantes.

Siniestros viales. La imposibilidad de circular por la vía pública también impactó en las cifras de muertes viales. En 2019 se registraron 339 víctimas fatales y en 2020, 320. De todos modos, el número sigue siendo muy alto si se advierte que, a pesar de las restricciones al tránsito interdepartamental, murieron en promedio seis personas cada semana en la Provincia producto de siniestros en calles y rutas.

Robos, al compás del aislamiento

El fenómeno que más decreció el año pasado fue el robo. Esto se traduce en una reducción de 34% en el total de denuncias con respecto a 2019 en el delito contra la propiedad que manifiesta mayor violencia. La misma tendencia se observó en la Capital y el Interior.

Este descenso se verifica en las tasas trimestrales de robos que disminuyeron de 430 denuncias cada 100.000 habitantes para el segundo trimestre de 2019, a 187/100 mil habitantes para el mismo período de 2020. Esta disminución de la tasa de robos denunciados se mantuvo en el tercer y cuarto trimestre de 2020. Los meses de abril y mayo, durante el período de mayor cierre a la circulación y actividades, evidencian la mayor caída. A partir de junio hay una recuperación y la suba mayor se observa en diciembre cuando se abrió el tránsito interdepartamental en la provincia. (Ver cuadro)

Cuadro robos
Caption

También cayeron las denuncias de robos de automóviles. En la comparación interanual con 2019, bajaron un 32%. Si se comparan los semestres, en el primero de 2019 se denunciaron 2.011 robos de automóviles mientras en 2020, hubo 1.401 hechos. En el segundo semestre de 2019 se efectuaron 2.145 denuncias, en el mismo período 2020 esta cifra decayó a 1.409 denuncias.

En esta Nota