viernes 21 de febrero de 2020 | Suscribite
CóRDOBA / MISIONES
domingo 29 diciembre, 2019

Parque Iguazú, qué maravilla de aventura

Desde que las Cataratas del Iguazú fueron designadas una de las Siete Maravillas Naturales del mundo, la afluencia de turistas creció en forma exponencial. En esta nota, cuándo y cómo visitarlas y qué hacer dentro del parque.

ADOLFO DIAZ

El salto San Martín, uno de los que integran la maravilla de las Cataratas del Iguazú. Foto: CEDOC PERFIL
domingo 29 diciembre, 2019

Cuando a fines de los ‘40 el ‘vasco de la carretilla’ llegó a Iguazú, el Parque Nacional (que ya lo era desde 1934) distaba mucho de estar como lo encontramos hoy. Si bien los trabajos del paisajista Carlos Thays habían ordenado los senderos, estos eran prácticamente picadas en la selva subtropical.

Se llegaba a los saltos acompañados de los guardaparques o de baqueanos. La belleza natural era más salvaje, pero igual de impactante a la que descubren los turistas en la actualidad.

Poco más de ocho años pasaron desde que las Cataratas del Iguazú fueran elegidas como una de las Siete Maravillas Naturales del planeta. A partir de ese momento, la curiosidad por el destino trascendió las fronteras en forma exponencial.

Miles de turistas las visitan anualmente. Justamente, en 2018 se marcó un nuevo record con más de un millón y medio de visitantes y en este 2019 pareciera que la marca será nuevamente superada.

 

Accesible

Un trabajo conjunto entre el Gobierno nacional, a través de Parques Nacionales y el concesionario privado Iguazú Argentina, rediseñó el parque partiendo de un concepto de accesibilidad para todos.

Rampas de acceso, espacios para sillas de rueda en el tren ecológico de la selva, sillas especiales adaptadas para transitar las pasarelas rebatibles y hasta carros a motor para que se desplacen personas con capacidades reducidas.

El tren ecológico tiene un recorrido de casi 5 km, con tres estaciones. Es eléctrico, alimentado con baterías recargables y con un funcionamiento similar a los autos eléctricos. La cartelería y los menús de los restaurantes, tienen también escritura Braille.

El parque tiene tres recorridos principales y otros tantos senderos. Saliendo en el tren desde la estación Central y descendiendo en la estación Cataratas, se accede a los circuitos superior (1.750 mts.) e inferior (1.400 mts). Ambos son imperdibles y muestran los saltos desde diferentes perspectivas.

La última estación del tren, Garganta del Diablo, nos aproxima a las pasarelas (1.100 mts.) que llevan a la máxima atracción: la Garganta del Diablo, el salto de 70 mts de altura, donde se vive el poder feroz y atronador del agua, la fuerza de la naturaleza.

A su vez, los senderos también son tres: el más cercano a la entrada es el Sendero Verde (600 mts. de longitud) y es el primer contacto directo con la exuberante vegetación. Va desde la estación Central hasta la estación Cataratas.

Un poco más desafiante y atractivo es el sendero Macuco (7 km en total, de ida y vuelta), que termina en el salto Arrechea donde se puede, incluso, disfrutar de un baño en el espejo de agua. Es un sendero para conectarse con la naturaleza, con la posibilidad de ver muchísimos animales en su hábitat natural. Finalmente, el sendero Yacaratiá, que se puede recorrer en vehículos 4x4.

 

Actividades

Al parque hay que ir dispuesto a caminar. Los paseos y senderos tienen largos recorridos, para los que hay que ir preparados con buen calzado, bastante agua y sin dudas, sombrero y protector solar.

Al abonar la entrada se adquiere el derecho de transitarlos todos. También está incluido el tren que nos acerca a ellos y el cruce a la isla San Martín (cuando está abierto) sin otros pagos extra.

Pero también es posible contratar diferentes excursiones pagando aparte, todas interesantes. Navegar en gomón o en lancha a motor, acercándose a los saltos o hacer travesías en camión 4x4. Como experiencia única, cinco días al mes se puede caminar, iluminados por la luna llena, hasta la Garganta del Diablo.

 

Datos

La entrada al parque para residentes de Argentina (llevar DNI) cuesta $ 410, menores de 6 a 12 años $ 130. Si la intención es volver al día siguiente, hay que validar la misma en la entrada del parque y al regresar sólo paga el 50 % del importe.

La caminata nocturna a la luz de la luna, solo se hace 5 días al mes, hay que reservar por internet y cuesta $ 2.100 por persona adulta y $ 1.050 para menores de 6 a 12 años.

La actividad Gran Aventura cuesta $ 3.000 por persona y dura poco más de 2 hs, combinando lancha y vehículo todo terreno.

El horario del parque es de 8 a 18.

Más información www.iguazuargentina.com

 


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4912

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.