sábado 31 de julio de 2021
CóRDOBA EL HUMOR AL PODER
18-07-2021 00:49

Varados del mundo uníos

18-07-2021 00:49

Ya no se sabe si las redes sociales moldean la realidad para llevar agua a su molino, o si son los hechos los que suceden de cierta manera que luego les facilitará ser compartidos online. Lo único que falta ahora es que se investigue que el cargamento de penes de madera adquirido por el Ministerio de Salud de la Nación no haya llegado como reembolso por las armas enviadas en 2019 a Bolivia. O que el arribo de las vacunas Pfizer a la Argentina se haya interrumpido el año pasado por la negativa de Lionel Messi de ir a jugar al fútbol estadounidense. O que el triunfo de nuestra selección contra Colombia en las semifinales de la Copa América haya influido en la resolución de la disputa judicial de Paulo Londra con su mánager Ovy On The Drums, oriundo de Medellín.

Con tantos argentinos dispersos por el mundo que no pueden ser repatriados de inmediato por la vigencia de los cupos de ingreso desde el exterior, existe el peligro latente de que se extienda el consumo de fernet  con Coca en las islas Azores, que se abra una peña de hinchas de Chacarita en Sri Lanka o que Yanina Latorre se sume como integrante del clan Kardashian. La prioridad para volver, según opinan algunos, la deberían tener los compatriotas que sostienen que el Santo Grial está escondido en el Uritorco, ante la amenaza de que si su teoría se difunde en el extranjero, sobrevenga una cruzada de caballeros medievales que invada el Valle de Punilla para recuperar ese objeto sagrado.

Acostumbrados como están a sobrevivir gracias a cupones de descuento, cierto número de los que no pueden retornar desde diversos puntos del globo empiezan a ver con buenos ojos las ofertas para vacunarse a cambio de una recompensa. Un hombre que lleva diez días esperando en el aeropuerto de Miami, por ejemplo, habría recibido ya 18 dosis a cambio de idéntica cantidad de combos de cuartos de libra en una conocida cadena de hamburgueserías. Y otro que está varado en Moscú habría ganado un concurso de danzas cosacas, después de haber ingerido cinco litros de vodka como retribución por haberse dejado aplicar 15 veces la Sputnik.

Entre nosotros, se estarían analizando medidas que incentiven la vacunación, como realizar eventos a los que solo podrían acceder quienes acrediten que han sido inoculados. Desde un baile de la Mona Jiménez en el Sargento Cabral hasta una reunión de tupper en la casa de una vecina del barrio, estas convocatorias funcionarían como aliciente para aquellos que rehúsan inscribirse para recibir la vacuna. Hubo algunos interesados en sumarse a esta iniciativa que habrían sido rechazados por las autoridades, como los organizadores de fiestas clandestinas, de carreras de galgos y de campeonatos de pase inglés presenciales y/o virtuales.

El amesetamiento de las cifras de contagios y el descenso en el porcentaje de camas ocupadas en terapia intensiva, han hecho reanimar la campaña proselitista para las próximas elecciones, cuyo cierre para la presentación de listas, previsto para el próximo sábado, viene más caliente que Neymar después de perder la final con Argentina.

El traspaso de María Eugenia Vidal de la provincia de Buenos Aires a la CABA aparentaba ser la novedad más trascendente, hasta que la inscripción de las alianzas cobró notoriedad por la resurrección de dirigentes que en los últimos años parecían estar compartiendo freezer con Walt Disney. De repente, los sellos partidarios pequeños con personería electoral alcanzaron una cotización que es la envidia de los tenedores de bitcoins.

En Córdoba, comienza una semana en la que deberán resolverse las diferencias internas en Juntos por el Cambio, donde hay tantos aspirantes a un lugar en la boleta que, con tal de entrar, muchos establecen acuerdos tan inesperadas como el último aumento del boleto urbano. Al de Gustavo Santos y Luis Juez se sumó ahora el de Mario Negri y Rodrigo de Loredo, lo que abre esperanzas de que puedan reconciliarse el gato Tom con el ratón Jerry y, por qué no, el Taskmaster con Black Widow. Si esto sigue así, tal vez nada impida que se cierre la grieta y que los veamos a Macri y a Cristina dándose un abrazo y cantando “¡Volveremos, volveremos…!”.

(*) Sommelier de la política

En esta Nota